Público
Público

Cameron cree que el hijo de Murdoch debe ser interrogado

El primer ministro británico comparece tras el anuncio de cierre de News of the World y apoya una investigación independiente. Además entiende que su exasesor, Andy Coulson, pueda tener problemas judiciales

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El primer ministro británico, David Cameron, ha comparecido esta mañana para explicar cuál será la posición del Gobierno en el escándalo de las escuchas ilegales que ha terminado con el magnate australiano Rupert Murdoch ordenando el cierre del periódico dominical News of the World, de su propiedad.

Poco después de su comparecencia, Andy Coulson, ex director del periódico y ex asesor de Comunicación de Downing Street, ha sido detenido en Londres y se le está tomando declaración.

Según Cameron, hace falta un nuevo sistema de regulación de la prensa porque el actual 'ya no tiene credibilidad. Debemos buscar la manera para crear un organismo independiente de la política', aseguró.

Antes, el premier había trazado un programa de actuación para atajar cuanto antes el problema: 'Primero tenemos que llegar hasta el fondo del asunto. La primera investigación policial no fue buena. Pero la gente quiere saber qué ha pasado de verdad. Un juez dirigirá una investigación independiente para saberlo'.

Lo que tiene que cambiar, según Cameron, 'no es el nombre de un periódico o su cabecera, sino las prácticas que realiza. No es mi responsabilidad decir qué periódicos deben seguir abiertos o no'.

El primer ministro ha declarado además que la policía debe llevar la investigación tan lejos como sea necesario, interrogando a 'quien sea', sin importar su nombre o cargo. Esto incluye también al hijo del magnate australiano, James Murdoch, que según Cameron y en declaraciones recogidas por The Guardian, hay preguntas a las que debe responder.

Ya el pasado miércoles, cuando salió a la luz que el periódico de Murdoch había pinchado el teléfono a familiares de las víctimas de los atentados del 7 de julio de 2005 en Londres y que además había pruebas de sobornos a la Policía para obtener información, el primer ministro aseguró que se abrirían dos investigaciones.

La primera iría encaminada a descubrir por qué Scotland Yard, que estaba estudiando el caso de News of the World desde 2006 y que había detenido a varios de sus responsables, no había destapado antes este tipo de abusos. La segunda, contra el periódico y sus malas prácticas y que serviría para revisar las normas éticas de la prensa. 

Justo un día después se supo que además, el diario sensacionalista había procedido de la misma manera con los familiares de soldados muertos en Irak y Afganistán, lo que ha terminado por ser la gota que colmó el vaso. Ayer por la tarde, en un comunicado, Murdoch anunció que el próximo domingo News of the World sacará a la venta su último número.

Pero esto no será suficiente para calmar la tempestad que se le viene encima a Cameron. Principalmente por su relación con Andy Coulson, exdirector de la publicación entre 2003 y 2007, que el premier convirtió en su asesor de comunicación y que ha sido detenido esta mañana en Londres. Su nombre aparece en algunos de los e-mails que News of the World proporcionó a la Policía y que probarían el pago de dinero a los agentes a cambio de información.

Según el comunicado de Scotland Yard, Coulson fue arestado a las 10.30 horas (11.30 horas en la Península) bajo los cargos de corrupción e interceptación de comunicaciones.

'Nos hicimos amigos y creo que hizo su trabajo de una manera muy efectiva. Se convirtió en un amigo y sigue siendo un amigo para mí', dijo sobre Coulson, cuya contratación definió como 'una segunda oportunidad'. En 2007, el responsable de la información sobre la familia real en News of the World, Clive Goodman y el investigador privado, Glenn Mulcaire, fueron encarcelados por haber intervenido los buzones de voz de algunos miembros de la monarquía.

Aquello supuso un gran escándalo pero según Cameron, Coulson 'no sabía nada de los pinchazos telefónicos que se estaban haciendo mientras dirigía el periódico [...] Decidí darle una segunda oportunidad pero no funcionó. La decisión de contratarle fue sólamente mía [...] En aquel momento había concluido una investigación y algunas personas habían acabado en la cárcel por lo que me pareció razonable darle esa segunda oportunidad', insistió.

Coulson, ante la presión mediática por la revelación de nuevos escándalos del periódico, terminó presentando su dimisión el pasado mes de enero. Y entonces Cameron pensó que se había quitado un peso de encima.

Pero después vino la OPA de News Corporation, el conglomerado empresarial de Murdoch, sobre la totalidad de las acciones de BSkyB, el mayor operador de televisión de Reino Unido. El Gobierno de Cameron había dado el visto bueno provisional lo que, visto los escándalos, le ha costado multitud de críticas de la prensa, la oposición y la opinión pública.

En principio, la compra deberia haberse confirmado ayer, pero Cameron anunció esta mañana que el ministro de Cultura y Comunicación, Jeremy Hunt, 'tras los últimos acontecimientos', consultará 'con los organismos independientes correspondientes la situación, lo que llevará bastante tiempo'.

Eso puede suponer una vuelta de tuerca a la adquisición ya que Downing Street había decidido obviar la decisión de la Ofcom, la oficina que regula la competencia en los medios. 'Su Departamento ha dejado claro esta mañana que su papel es escuchar el consejo de los organismos reguladores independientes', añadió.

Brookes y Murdoch en una foto de archivo. Reuters

La de Coulson no ha sido la única detención. Después de que el exjefe de comunicación de Cameron se entregase a la policía, se ha producido el arresto de Clive Goodman, excorresponsal de realeza del dominical, que ya había sido condenado en 2007. Además, es muy probable que se produzcan más detenciones en las próximas horas. Todo el personal de News of the World está bajo sospecha y ahora los focos se centran en la exdirectora, Rebekah Brookes (2000-2003), que además es consejera delegada de News International. Ha habido informaciones en los medios británicos de que habría presentado su dimisión, pero que la compañía no la ha aceptado.

Desde el punto de vista de Cameron, que también mantiene una estrecha relación con ella, 'yo habría aceptado su renuncia' si ésta se hubiera producido. Esta mañana, en una entrevista con The Guardian, James Murdoch, calificaba el trabajo de Brookes como 'muy bueno' y destacó sus cualidades 'éticas' y 'su conducta'al 'haber colaborado desde el principio con la Policía'.