Publicado: 27.10.2015 17:01 |Actualizado: 27.10.2015 17:01

La Casa Blanca y el Congreso alcanzan un acuerdo que evita una nueva guerra fiscal en EEUU

Pactan aumentar el techo de deuda y fijar un presupuesto para los dos próximos años.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
El presidente de la Cámara de Representantes, el republicano John Boehner, durante la rueda de prensa sobre el acuerdo entre Congreso de Estados Unidos y la Casa Blanca para aumentar el techo de deuda. EFE/Jim Lo Scalzo

El presidente de la Cámara de Representantes, el republicano John Boehner, durante la rueda de prensa sobre el acuerdo entre Congreso de Estados Unidos y la Casa Blanca para aumentar el techo de deuda. EFE/Jim Lo Scalzo

WASHINGTON.- La Casa Blanca y los líderes del Congreso de Estados Unidos alcanzaron un acuerdo de presupuesto para dos años que elevará los límites obligatorios de gasto en programas nacionales y de defensa, al tiempo que elevará el techo de deuda federal, en un intento por evitar un nuevo enfrentamiento en materia fiscal.

El presidente de la Cámara de Representantes, John Boehner, presentó detalles del pacto a sus correligionarios en una reunión a puerta cerrada el martes, con la esperanza de que pueda votarse el miércoles y remitirse al Senado para su aprobación final.



El legislador republicano Paul Ryan, que se espera sea nombrado nuevo presidente de la Cámara el jueves en sustitución de Boehner, dijo a los periodistas que se reserva su opinión sobre el acuerdo hasta revisarlo en detalle.

Asimismo, mostrando su apoyo a los compañeros díscolos que exigen cambios en la forma en que se gestiona la cámara baja -controlada por la mayoría republicana-, Ryan afirmó que "creo que este proceso apesta", insinuando que "con una nueva gestión" el trabajo mejoraría.

Si el Congreso no actúa rápidamente para subir el techo de deuda, el gobierno federal podría incurrir en impago la próxima semana, porque el Departamento del Tesoro no sería capaz de pedir prestado dinero para pagar las cuentas de Washington.

Se calcula que la mayor parte de los fondos se agotarían el próximo martes. Además, el Congreso debe acordar nuevos gastos para una serie de nuevos programas federales para el 11 de diciembre o arriesgarse a paralizar gran parte del gobierno.

Un alto cargo de la Casa Blanca dijo que el acuerdo protegerá de los recortes a los beneficiarios de la Seguridad Social y Medicare, e instó a los congresistas republicanos y demócratas a aprobarlo.