Público
Público

Un cazador furtivo mata a tres policías y a un sanitario y se atrinchera en una granja en Austria

Las autoridades austriacas despliegan a sus fuerzas especiales, incluidos tres tanques

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Un supuesto cazador furtivo austriaco ha matado este martes a tres policías y a un sanitario en una zona rural del Estado federado de Baja Austria. El presunto asesino se ha atrincherado en una granja de su propiedad en la localidad de Melk, desde donde se enfrenta a las fuerzas especiales que sitian la zona.

A primera hora de la mañana, en una patrulla policial, que participaba en una operación contra la caza furtiva, dio el alto en el que viajaba el cazador, buscado por las autoridades desde hace tiempo, en un bosque próximo a la localidad de Annaberg, a unos 100 kilómetros al sureste de Viena. El agresor disparó contra los dos agentes, matando a uno de ellos. Posteriormente, volvió a abrir fuego contra la ambulancia que acudió a atender al herido, con lo que acabó con la vida del conductor e hirió a otro policía más.

Tras huir a pie, el cazador se encontró con otros dos agentes, mató a uno, secuestró al otro y empleó un coche patrulla para huir hasta su granja, donde, según fuentes policiales citadas por la radiotelevisión austríaca ORF, se mantiene atrincherado. Horas más tardes, la Policía localizó el cadáver del agente secuestrado, que se pensaba que se encontraba en la granja.

Un fuerte despliegue policial, en el que participan unos cien agentes y al menos tres vehículos blindados, ha sitiado de la granja, desde donde el agresor ha disparado en varias ocasiones. Según la Policía, el cazador furtivo está fuertemente armado y dispone de munición en abundancia. Todos los intentos de contactar con él por teléfono han fracasado hasta ahora.

Durante parte de la mañana, la Policía difundió pocos datos sobre el caso y el Ministerio del Interior incluso pidió a los medios que fueran cautelosos a la hora de informar sobre el suceso, para no poner en peligro la vida del agente que estuvo de rehén durante unas horas. De hecho, varios medios, incluida la agencia estatal de prensa APA, llegaron a eliminar en sus noticias la referencia a que tres personas habían muerto en principio en el suceso. La caza furtiva está castigada en Austria con penas de hasta tres años de cárcel.

DISPLAY CONNECTORS, SL.