Público
Público

Censura 'The New York Times' critica con dureza la falta de libertad de expresión en España 

El periódico estadounidense disecciona el panorama actual español: la obra de Presos políticos censurada en ARCO, las condenas a los titiriteros, músicos o tuiteros, o el "exilio autoimpuesto" de los políticos catalanes.

Publicidad
Media: 3.82
Votos: 11

Valtonyc, la obra 'Presos Políticos en la España Contemporánea' y Nacho Carretero con el libro 'Fariña'.

La obra de Presos políticos censurada en ARCO, las condenas a los titiriteros, músicos o tuiteros, o el "exilio autoimpuesto" de los políticos catalanes. Un artículo de The New York Times, publicado este miércoles, critica con dureza la falta de libertades en España, "un país donde los riesgos de la libre expresión han aumentado silenciosamente en los últimos años", apostilla el texto.

El autor, Raphael Minder, describe la retirada de la obra de Santiago Sierra como el "escalofrío" del ámbito del arte contemporáneo. "La decisión se produce cuando otros artistas han tenido problemas legales por obras que se consideran insultos al establecimiento político y real de España, o que se considera que glorifican el terrorismo y otros actos de violencia", critica.

Recuerda el caso Valtonyc, el rapero cuya pena de tres años y medio de prisión ha sido ratificada por el Tribunal Supremo.  Sostiene que no es de extrañar que el artista se considere un "preso político" -como aseguró-, ya que esta noción "no se descarta fácilmente en un país cuya historia incluye la dictadura fascista".

Tras relatar el caso de los dos titiriteros que fueron detenidos por su espectáculo, el artículo señala directamente al Gobierno de Mariano Rajoy, "que introdujo una muy criticada ley de seguridad pública en 2015 con la intención de controlar la propagación de las protestas masivas durante la crisis financiera".

Termina señalando el Efecto Streisand de la censura de las libertades, pues "los intentos de suprimir obras pueden resultar contraproducentes". Como es el caso del secuestro de 'Fariña' que ha disparado la venta de ejemplares.