Público
Público

Chile recuerda su 11-S: el golpe de Estado contra Salvador Allende

Miles de personas, entre ellos una gran cantidad de estudiantes, participan en movilizaciones y conmemoraciones a las víctimas de Pinochet

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El 11 de septiembre es una fecha que habitualmente se asocia al atentado que tuvo lugar en 2001 contra las Torres Gemelas, en Nueva York. Sin embargo, la efeméride también resalta en 1973, cuando el ejército chileno comandado por Augusto Pinochet dio un golpe de Estado al gobierno democrático de Salvador Allende e instauró una dictadura que duró 17 años, segó 3.200 vidas y llevó a otras 37.000 a sufrir la cárcel o torturas.

Estos días, Chile se ha echado a la calle para recordar a Allende. El pasado domingo miles de chilenos, sobre todo estudiantes, muy activos en los últimos meses en su lucha por una educación pública, gratuita y de calidad, participaron en una marcha el domingo para recordar al presidente derrocado.

Miles de chilenos han salido a la calle para recordar a Allende

La manifestación salió de la plaza Los Héroes, en el centro de Santiago, para desembocar en el cementerio general, donde se erige el Memorial del Detenido Desaparecido y Ejecutado Político, que recuerda a las víctimas de la dictadura.

Desde ayer, decenas de familiares de las víctimas han querido conmemorar a los represaliados. Uno de los puntos de 'peregrinaje' ha sido el antiguo cuartel Simón Bolívar, centro de la policía secreta de Pinochet de cuya existencia se supo hace sólo cuatro años por declaraciones judiciales de un ex agente arrepentido. El lugar, situado en el municipio santiaguino de La Reina, fue un centro de exterminio del que ningún prisionero salió vivo.

En el cuartel, donde los familiares instalaron un monolito con la leyenda 'Para que nunca más' y encendieron velas, desaparecieron en 1976 tres directivas completas del Partido Comunista. 'Es un dolor inmenso, el solo hecho de venir acá me hace retroceder en el tiempo y me trae a la memoria a quienes torturaron a mi padre', dijo a los periodistas Viviana Díaz, expresidenta de la Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos (AFDD).

'Lo que uno espera es que estos crímenes se esclarezcan', añadió Díaz, ganadora este año del Premio Nacional de Derechos Humanos y cuyo padre, Víctor Díaz, secretario general del Partido Comunista, desapareció desde ese cuartel.

En la mañana de este martes, grupos de encapuchados, presumiblemente estudiantes secundarios, levantaron barricadas, obstruyeron el tránsito y se enfrentaron con la policía en una avenida del sector de Providencia llamada '11 de septiembre' desde el período dictatorial, según fuentes policiales.

A lo largo de la jornada se han convocado homenajes a Allende

Fuentes policiales indicaron, sin embargo, que los disturbios se concentraron principalmente en San Bernardo, al sur de la capital chilena, donde grupos de encapuchados levantaron barricadas e intentaron atacar una comisaría de Carabineros.

Durante la jornada están convocados homenajes a Salvador Allende en el monumento a su memoria, frente al palacio de La Moneda, y actos en recuerdo de las víctimas con velas encendidas en antiguos centros de tortura, entre ellos el Estadio Nacional de Santiago.

Durante la dictadura de Pinochet (1973-1990), según cifras oficiales, unos 3.200 chilenos murieron a manos de agentes del Estado, de los que 1.192 permanecen aún como detenidos desaparecidos, mientras otros 33.000 sufrieron la tortura y la prisión por causas políticas.

Por su parte, coincidiendo con el aniversario, la Justicia chilena ha ratificado hoy en apelación el cierre de la investigación sobre las causas del fallecimiento de Salvador Allende, que confirmó la tesis del suicidio.

Las señales de su muerte en medicina legal pueden ser atribuibles al suicidio

En mayo del año pasado se procedió a exhumar los restos de Allende desde el Cementerio General de Santiago. Tras diversos análisis, un equipo multidisciplinario de peritos concluyó dos meses después que la causa de muerte de Allende se debió a una 'lesión perforante de la cabeza por proyectil de arma de fuego de alta velocidad a contacto', lo que en medicina legal puede ser atribuible al suicidio.

El cuerpo de Allende volvió a recibir sepultura en una ceremonia privada celebrada en el mismo camposanto el 9 de septiembre de 2011. El cierre definitivo de la indagatoria coincide con el 39 aniversario del golpe de Augusto Pinochet y el bombardeo al Palacio de la Moneda, durante el que Allende se quitó la vida.

En 2010, más de 20.000 documentos desclasificados en EEUU, que confirmaron que este país instó y apoyó el golpe de Estado de Augusto Pinochet en 1973, fueron entregados a Chile, en cuya capital, Santiago, se incorporaron a la base de datos del Museo de la Memoria y los Derechos Humanos.