Público
Público

China califica el premio Nobel para Xiaobo como "una blasfemia"

"Contradice los principios y es una obscenidad contra el premio a la Paz", dice el Gobierno chino

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La concesión del Premio Nobel de la Paz al disidente chino Liu Xiaobo no ha caído nada bien en el Gobierno Chino, cuya reacción ha sido airada. En un comunicado en la web del Ministerio de Exteriores, su portavoz, Ma Zhaoxu asegura que este premio 'contradice los principios y es una obscenidad contra el premio a la Paz'. 

'Liu Xiaobo fue sentenciado por violar la ley china', añade la nota, en la que se asegura que 'sus acciones son diametralmente opuestas a los principios del Nobel de la Paz'. Ma agrega que el galardón debería ser para 'alguien que promueva la paz entre las gentes, promoviendo la amistad internacional'. Por esta razón, el Gobierno de Pekín califica el Premio como 'una blasfemia'.  Además las autoridades han detenido al menos a 20 disidentes que se habrían reunido para celebrar la concesión del premio.

La respuesta China parece exagerada, pero es la única manera que tiene de sostener su constante acoso y derribo a los disidentes. Liu fue sentenciado a 11 años de cárcel el 25 de diciembre del año pasado por ser el autor de un manifiesto a favor de la democracia. En 2008, Liu y otros 349 ciudadanos chinos escogieron el año del centenario de la Constitución china para firmar el Charter 08, un manifiesto escrito en inglés que fue publicado en Internet.

El texto llamaba a una reforma total del sistema político en China para proclamar una verdadera democracia en el país. En 19 puntos, los disidentes pedían reformas de la Justicia, mejora de los derechos humanos o la eliminación del partido único. El Gobierno respondió comenzando una caza de brujas que dura hasta hoy. 

Pekín manejaba una coartada más consistente cuando el Dalai Lama recibió el Nobel de la Paz en 1989. Al menos podía sostener de alguna manera la idea de que éste promovía la independencia del Tíbet. Un presunto separatista que incomodaba a las autoridades y, por lo tanto, desde el punto de vista chino, no promovía la paz. 

Dentro de la espiral de reacciones, Pekín ha advertido ya a Noruega de que la concesión del Nobel afectará a las relaciones diplomáticas entre ambos países, algo que para el ministro de Exteriores del país nórdico no tiene sentido ya que el comité del Nobel es independiente del Gobierno noruego. 

'Hemos dicho todo el tiempo que hay una clara línea entre un Comité independiente y el Gobierno noruego. Deben entender que así funciona nuestra sociedad', declaró a la televisión pública NRK Støre, quien añadió que 'no tenemos que pedir perdón por el trabajo del Comité'. Støre admitió que no es ningún 'secreto' que Pekín ha presionado varias veces a las autoridades noruegas.

'No tenemos que pedir perdón por el trabajo del Comité'

'Mi posición es que no hay base para tomar medidas contra Noruega como país, eso perjudicaría aún más el prestigio de China. Tienen que dejar un espacio a las críticas del exterior', señaló.

El ministro noruego dijo que a las autoridades chinas les resulta difícil comprender la independencia del Comité Nobel y del Gobierno porque se trata de culturas distintas, pero recalcó que Oslo no se disculpará y que protegerá la 'integridad' de esta institución.

Todos los premios Nobel, menos el de la Paz, los otorga Suecia. En este caso es un comité independiente noruego el que hace entrega del galardón en Oslo.

Mientras tanto, el anterior premio Nobel, el presidente de EEUU Barack Obama, ha aprovechado para solicitar la liberación de Liu. Obama calificó al disidente chino como un 'portavoz elocuente y valeroso en favor de los valores universales'.

En un comunicado emitido por la Casa Blanca, el presidente de EEUU dijo que que cuando aceptó el galardón ya había advirtido de que 'muchos otros que lo han recibido han sacrificado muchas más cosas que yo. Esta lista ahora incluye al señor Liu, que ha sacrificado su libertad por sus creencias'.

EEUU siempre defenderá las aspiraciones 'universales' de los seres humanos, indicó el presidente estadounidense, al recordar que aunque China ha logrado impresionantes avances en su economía, 'la reforma política no se ha mantenido al mismo ritmo'. El premio a Liu, considera, recuerda que 'hay que respetar los derechos humanos básicos de cada hombre, mujer y niño'.

La mujer de Liu,  Liu Xia, ha asegurado que China debería estar orgullosa con la elección de su marido y liberarlo de prisión. Espero que la comunidad internacional aproveche esta oportunidad para apelar al Gobierno chino para presionarlo para la liberación de su marido', declaró.

'Como reconoció el comité, el nuevo estatus de China en el mundo conlleva una mayor responsabilidad', dijo Xia en un comunicado publicado por el grupo defensor de los derechos humanos Freedom Now.

'China debe abrazar esta responsabilidad, estar orgullosa en su selección y liberarlo de prisión', agregó.China denunció el viernes enérgicamente el Premio Nobel de la Paz concedido al encarcelado disidente, calificándolo de una obscenidad que va en contra de los objetivos del galardón.