Público
Público

El científico iraní culpa a EEUU de haberle torturado

Amiri regresa a Teherán y denuncia que estuvo 14 meses secuestrado en Arizona

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Nada más aterrizar en el aeropuerto de Teherán el científico nuclear iraní Shahram Amiri acusó este jueves a las autoridades de Estados Unidos de haberle mantenido secuestrado y torturado durante un año. Amiri, que desapareció hace más de un año cuando estaba de visita en Arabia Saudí, reapareció el martes en la embajada de Pakistán en Washington. Las autoridades estadounidenses permitieron su regreso a Irán.

Amiri calificó su estancia en EEUU de 'cautiverio' y confirmó que había estado retenido durante los 14 meses en un centro de Tucson (Arizona) del que había conseguido escapar. 'Los agentes de servicios secretos de EEUU y de Arabia Saudí me secuestraron frente a mi hotel en Medina [a medidados de 2009] y tras llevarme a un paradero desconocido me inyectaron algo para que me desmayara antes de trasladarme', declaró el científico iraní. Fuentes de la administración Obama afirmaron que Amiri se había refugiado en EEUU y estaba hospedado como un testigo protegido.

Amirí desmintió tener relación alguna con los programas nucleares iraníes, recordando que él es un investigador de la universidad de Malek Ashtar. 'Me pedían que dijese públicamente que había traído un ordenador portátil con informaciones clasificadas sobre el programa nuclear iraní con fines militares', explicó. Denunció que la CIA le torturó para que hiciera confesiones falsas.

Denunció que la CIA le torturó para que hiciera confesiones falsas

Las nuevas declaraciones del científico nuclear vienen precedidas de tres videos en Youtube, cuyas tesis se contradicen con lo que mantiene ahora. El dinero tuvo un papel esencial en el 'secuestro' de Amiri. Según el diario Washington Post, habría recibido de la CIA cinco millones de dólares por la información proporcionada.

Además el científico aseguró que había tenido una oferta de 10 millones de dólares para que contara en la cadena CNN que había desertado de Irán y otra de 50 millones de dólares para que no regresara a su país. Tras el regreso de Amiri el Gobierno iraní estudia denunciar a las autoridades estadounidenses por los daños psíquicos del científico.