Público
Público

El CNT suspende la exhibición del cadáver de Gadafi

Las autoridades libias han decidido crear una comisión para investigar el asesinato del exdirigente

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Las nuevas autoridades libias han anunciado que el cuerpo de Muamar Gadafi ya no podrá ser visitado por los ciudadanos y los guardias han cerrado las puertas de la cámara frigorífica en la que se le exhibía junto a su hijo Mutassim desde en Misrata. Allí se encuentra desde que fue asesinado hace cuatro días, después de que los rebeldes tomaran el control de todos los bastiones gadafistas

'Desde las 15:00 horas, los ciudadanos ya no podrán ver el cuerpo', ha indicado un responsable del Consejo Nacional de Transición (CNT), que todavía no han indicado dónde trasladarán su cuerpo. Los guardias han cerrado las puertas del recinto donde está la cámara frigorífica hacia las 15:30 horas, prohibiendo el acceso.

Esta mañana, todavía había numerosos libios desfilando delante del cadáver de Gadafi, con signos evidentes de descomposición. De hecho, los combatientes que vigilaban su cuerpo y el de Mutassim, muertos ambos jueves en Sirte durante la toma de la ciudad, habían colocado plásticos debajo de sus cuerpos ya que han comenzado a salir fluidos de los mismos.

Ante la apertura constante de la puerta para permitir el flujo incesante de curiosos, la cámara frigorífica en la que estaban los cuerpos, dentro de una tienda de carne, no ha podido evitar la rápida descomposición de los mismos, por lo que los visitantes debían portar máscaras quirúrgicas para combatir el olor.

Mientras, en el seno del Consejo Nacional de Transición (CNT) las distintas facciones siguen debatiendo dónde enterrar a Gadafi y su hijo. El CNT ha expresado su deseo de que sea enterrado en un lugar secreto para evitar que se convierta en un lugar de peregrinación para los gadafistas, pero las autoridades de Misrata, ciudad particularmente asediada por Gadafi, no quieren que se le entierre en su territorio.

La tribu a la que pertenecía Gadafi, que reside principalmente en su ciudad natal, Sirte, ha pedido que le entreguen el cuerpo para poder enterrarle. El propio Gadafi había pedido en su última voluntad ser enterrado allí.

Tras la presión internacional, la cabeza de la autoridad libia, Mustafa Abdel Jalil, ha comunicado la creación de una comisión para examinar las circunstancias en que falleció el exdirigente libio, según informa Al Jazeera. Apenas unas horas antes, el ministro de Información del CNT, Mohamed Shamam había tildado de 'provocación' la apertura de una investigación internacional sobre lo ocurrido y aseguró que no se plegarían ante ella.

Además, el  presidente del CNT ha apuntado la posibilidad de que los asesinos de Gadafi fuesen sus propios aliados. 'Los rebeldes querían que pasase el máximo tiempo posible en la cárcel para que sintiese la humillación', ha dicho Abdel Jalil, que ha agregado que los gadafistas podrían haberlo asesinado para evitar que les implicase en los futuros juicios.

La oficina de derechos humanos de las Naciones Unidas ha expresado su satisfacción ante la iniciativa, aunque ha subrayado la necesidad de seguir todo el proceso para comprobar que se cumplen las normas del derecho internacional. 

También hoy la organización no gubernamental Human Rights Watch (HRW) ha denunciado el asesinato de 53 gadafistas. Según informa HRW, aunque fue ayer cuando encontraron los cuerpos, las ejecuciones se produjeron la semana pasada en el jardín de un hotel abandonado de Sirte, situado en una zona controlada por los rebeldes desde principios de octubre. Por ello, la organización exige al CNT que investigue de manera inmediata y transparente el incidente para enjuiciar a los responsables.

Por otra parte, el líder libio Abdel Jalil, ha informado que el próximo gobierno interino podría decidirse en el plazo de dos semanas y que el país no evolucionará hacia el extremismo religioso, pese a que ayer comunicase que Libia se regirá por la ley islámica (la sharia).

El hijo políticamente más activo de Gadafi, Saif al Islam, ha asegurado que sigue libre en Libia y que seguirá liderando 'la resistencia' hasta 'el final' para vengar la muerte de su padre.

Saif, al que los partidarios del anterior régimen libio han nombrado sucesor de Gadafi, habló así en una alocución difundida anoche por Arrai TV, una cadena de televisión partidaria del régimen de Gadafi que emite desde Siria.

Un comandante del CNT, Abdel Mayid Mlegta, ha comunicado que Saif puede estar refugiado al sur de Bani Walid (al sur de Trípoli), una zona que las milicias han conseguido cercar. Además, los efectivos del nuevo gobierno aseguran haber encontrado pruebas que demuestran que estuvo recabando información sobre zonas del sur de Bani Walid como Wadi Zam Zam o Wadi al Mandum. El nuevo mando del régimen extinto Saif al Islam Gadafi consiguió escapar de Sirte el jueves pasado, cuando cayó la ciudad y asesinaron a su padre.