Público
Público

Comienza el juicio contra el gran traficante de armas

Washington quiere que Tailandia conceda la extradición de Viktor Bout

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Tras varios aplazamientos, Viktor Bout, el traficante de armas ruso más famoso del mundo, se enfrenta desde ayer a un proceso de extradición a EEUU abierto por un tribunal de Tailandia. Bout fue detenido en Bangkok el 6 de marzo cuando, presuntamente, se aprestaba a cerrar un contrato con representantes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) que resultaron ser miembros de la Interpol.

Ahora se enfrenta a cargos por terrorismo en EEUU, donde está considerado uno de los hombres más peligrosos del mundo. Bout, de 41 años, se presentó ante el tribunal con grilletes en los tobillos y rehusó hacer declaraciones.

La vista tuvo que interrumpirse al poco de iniciarse tras la alegación presentada por su abogado de que el juicio era 'una farsa' porque la detención fue ilegal. El letrado también denunció que EEUU no tiene competencias sobre las actividades de Bout en otro país. Esta petición fue aceptada por el tribunal, que pospuso para el 10 de octubre el fallo definitivo.

Bout, cuya azarosa vida en el comercio ilegal de armas inspiró la película El Señor de la Guerra y un libro ampliamente documentado titulado El mercader de la muerte, está acusado de romper embargos de armas decretados por la ONU a países en conflicto y comerciar con regímenes ilegales como el de Sierra Leona, Angola o la República Democrática del Congo.

Un informe de Amnistía Internacional de 2005 también le implica en redes de tráfico de armas en Bulgaria, Moldavia y Ucrania durante los últimos 15 años. El proceso contra Viktor Bout tenía que haber comenzado el 9 de junio pero el juez solicitó un aplazamiento de 74 días al sufrir problemas cardiovasculares.

El 22 de agosto se reinició la vista pero tuvo que volver a demorarse al no presentarse el abogado de Bout. Fue entonces cuando el acusado cambió de letrado y denunció que el proceso es una operación política del Gobierno colombiano en colaboración con EEUU.

Uno de los argumentos esgrimidos por la defensa es que Bout iba a ser juzgado en Tailandia por apoyo al terrorismo, delito por el que podría haber sido sentenciado a diez años de prisión. Sin embargo, los tribunales decidieron retirar la acusación por falta de pruebas dejando vía libre a su extradición a EEUU.

Bout insiste en su inocencia y asegura que está retenido en base a cargos 'fabricados' por Washington. Pero los servicios secretos ya seguían la pista de este ex alumno del Instituto Militar de Lenguas, vivero del espionaje soviético, y empresario aeronáutico de éxito. En 2004, sus aviones trasladaron tropas de EEUU y varios contratistas a Irak que le reportaron 60 millones de dólares.

Según el libro ‘El mercader de la muerte’ escrito por los periodistas Douglas Farh y Stephen Braun, Viktor Bout ha sido el “mayor traficante de armas del planeta” durante losúltimos 15 años.
En este tiempo, este ex agente soviético, políglota, extremadamente educado y austero, azuzó conflictos en medio mundo. Desde África hasta Asia central, vendió armas conseguidas de los arsenales de los países separados del bloque soviético.

Al elegir a sus clientes, daba muestras de una imparcialidad total. En Angola abasteció al mismo tiempo al Gobierno de Luanda y a los rebeldes de la UNITA. En Afganistán comerció con Ahmed Masud, el jefe de la Alianza del Norte, y con los talibanes. En Zaire sacó a Mobutu del país mientras armaba a la resistencia, que lo tenía sitiado. Bout se instaló en Ostende (Bélgica) y después en Liberia, aunque su base logística estaba en Sahrjah, uno de los Emiratos Árabes Unidos.