Público
Público

La cruzada de los evangélicos

El pastor Graham, cercano a Bush,  ha convertido a 150.000 haitianos en sólo un año

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

'En Haití hay muchos pecadores que violan la ley de Dios. Pero Dios ama a Haití'. Hay amores que matan. Y dioses muy peligrosos. Las soflamas ultraderechistas del famoso líder evangélico estadounidense Franklin Graham resonaron el domingo en el estadio Sylvio Cator de Puerto Príncipe ante 20.000 haitianos entregados a su credo.

La ceremonia, con todos los aditamentos de estas celebraciones, incluyó el bautismo de Gazman Couleur, popular cantante local, al que algunos denominan el 'Michael Jackson haitiano'.

Graham, destacado dirigente de la ultraderecha religiosa estadounidense, ha emprendido una 'cruzada de evangelización' en el país caribeño, en un intento de aprovecharse del infierno en el que viven millones de haitianos. En un sólo año ya ha logrado 'evangelizar' a 150.000 personas. Y las que faltan...

El pedigrí de Graham contiene el más puro ADN de la ultraderecha norteamericana: mantiene lazos muy estrechos con la familia Bush y también con el Tea Party. De hecho, en una anterior visita a Haití acudió acompañado de la propia Sarah Palin, ex gobernadora de Alaska y líder de la facción ultra de los republicanos.

El predicador es cercano a Bush y ha visitado Haití junto con Sarah Palin

Además, Franklin Graham es hijo del que fuera conocido como el predicador con más seguidores del mundo (210 millones). Pero Billy Graham pasará a la Historia como el deslenguado capellán de Nixon: en las famosas grabaciones del Watergate sugirió al ex presidente la posibilidad de utilizar bombas atómicas contra Vietnam. Su hijo ha continuado con éxito el negocio familiar, surgido entre bautistas sureños, cuya pretensión era echar a los negros de las iglesias. Pero negocios son negocios: en Haití no importa la raza de los nuevos seguidores.

Las palabras de Graham han intentado en los últimos tiempos anestesiar la rebeldía de los haitianos, hartos de la corrupción de sus políticos. Los líderes religiosos locales que le acompañan en la citada cruzada se mostraron contrarios a las movilizaciones callejeras que siguieron al fraude electoral. Algunos de ellos han apoyado a la líder conservadora, Mirlande Manigat.

'Jesús está vivo. Él está hoy en Puerto Príncipe. Él está hoy en este estadio'. Graham encandiló a su público a ritmo de gospel, mientras medio centenar de elegidos se convertían a la religión del reverendo. Entre todos ellos destacaba Gazman Couleur, otro cantante en el país de los cantantes. Como Martelly, que quiere ser presidente. O como el rapero Wycleaf Jean, que acaba de sacar al mercado una canción dedicada al terremoto. Jean negoció durante semanas su incorporación a alguna de las candidaturas opositoras. Y todavía deshoja la margarita. Lo anunciará más adelante en su twitter. Ganará quién más le ofrezca.