Publicado: 28.09.2016 07:57 |Actualizado: 28.09.2016 11:36

Detenidos cinco presuntos yihadistas en España, Alemania y Bélgica

Juntos formaban una célula a los dictados del Daesh que actuaban a través de Facebook con el objetivo de "incitar a la comisión de atentados terroristas".

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
La Policía, durante las detenciones de los cinco presuntos yihadistas. EFE

La Policía, durante las detenciones de los cinco presuntos yihadistas. EFE

MADRID. -Cinco presuntos yihadistas han sido detenidos por la policía en España, Alemania y Bélgica en una operación conjunta llevada a cabo por las fuerzas de seguridad de los tres países, ha informado el Ministerio del Interior español.

En España fueron detenidas tres personas -dos en Barcelona y una en Melilla-, en Wuppertal (Alemania) otra y una más en Bruselas. El ministro del Interior en funciones, Jorge Fernández Díaz, ha asegurado que formaban "una célula internacional especialmente peligrosa" y suponían "una continua amenaza grave para la seguridad en Europa".

En declaraciones a los medios, el ministro ha asegurado que los detenidos -cuatro españoles y un marroquí- constituían una red "perfectamente organizada y absolutamente radicalizada" y desarrollaban un papel en el entorno de la Unión Europea "especialmente importante" para la captación, adoctrinamiento e integración en Daesh.

Los cinco detenidos "actuaban a través de distintos canales de Internet", sobre todo la página de Facebook denominada Islam en Español, administrada por los detenidos en Alemania y Bélgica, como punto de encuentro de todos ellos.



Esta página cuenta con 32.500 seguidores "y sus publicaciones, mayoritariamente en español, con el pretexto de divulgar contenido religioso, intercala mensajes y comentarios de carácter radical donde se ensalza a los combatientes yihadistas y las acciones llevadas a cabo por el DAESH", destaca Interior.

Según la investigación, este grupo trataba de "incitar a la comisión de atentados terroristas" y de poner en práctica "de forma consciente la táctica de guerra conocida como terror informativo".

También se dedicaba a localizar y seleccionar "elementos radicales para proceder a su adecuado adoctrinamiento y captación como colaboradores", a proporcionar los contactos necesarios a los captados como futuros combatientes del DAESH, que les facilitarían el traslado a los territorios controlados por la organización terrorista, y servir como aparato de propaganda y divulgación masiva del DAESH.

En la operación, que sigue abierta, han participado la Comisaría General de Información de la Policía Nacional en colaboración con la Brigada Provincial de Información de Barcelona, la Brigada Provincial de Información de Melilla, la BKA (Oficina de Investigación Criminal) de Alemania y la Policía Federal belga, y se ha ejecutado bajo la supervisión del Juzgado Central de Instrucción, Número 5, de la Audiencia Nacional, coordinada por la Fiscalía de la Audiencia Nacional.