Público
Público

Dimite el jefe del Ejército argentino por corrupción

Roberto Bendini tiene que dimitir tras confirmarse su procesamiento por malversación de fondos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La cadena de cambios entre los altos mandos militares en Argentina por presuntos casos de corrupción ha alcanzado al jefe del Estado Mayor del Ejército. Roberto Bendini tuvo que dimitir tras confirmarse su procesamiento por malversación de fondos.

Los medios de información daban ayer por hecho que la presidenta, Cristina Fernández de Kirchner, ha aceptado la dimisión de Bendini. El jefe de Gabinete, Sergio Massa, aseguró que la renuncia del general fue “voluntaria”, es decir, no fue inducida por una orden del propio Ejecutivo.

Bendini llegó al máximo grado en el Ejército en mayo de 2003, pocos días después de que Néstor Kirchner asumiera la Presidencia con decididas intenciones de retirar de las Fuerzas Armadas a militares involucrados en casos de represión durante la dictadura (1976-1983).

Con la llegada de Cristina Fernández a la Presidencia, en diciembre de 2007, Bendini fue ratificado al frente del Ejército.

Pese a ser considerado un hombre próximo a los Kirchner, el jefe militar había sufrido en los últimos meses las consecuencias de una auditoría interna encomendada por la ministra de Defensa, Nilda Garré.

Esas investigaciones apuntan a presuntas irregularidades en las compras y contrataciones de servicios del Ejército. Cuatro generales y otros cuarenta militares ya han sido cesados de sus funciones.

La denuncia, que también involucra a 29 civiles, indica que en tres dependencias militares operaba una red que falsificaba documentos y firmas para evitar concursos públicos y lograr que los servicios fueran provistos por particulares o supuestas sociedades cercanas a los sospechosos.