Público
Público

La ducha más cara de Sarkozy: 275.000 euros

Una auditoría acusa a Sarkozy de derrochar importantes cantidades de dinero durante la presidencia francesa de la UE

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

No corren muy buenos tiempos para el presidente francés Nicolas Sarkozy. A la acusación de nepotismo después de que su hijo Jean aspirara a dirigir un organismo público con sólo 23 años, ahora se suma la acusación de derrochar grandes cantidades de dinero público durante la presidencia francesa de la Unión Europea (UE) entre julio y diciembre del año pasado. Según publica el diario británico The Guardian, un informe del Tribunal de Cuentas remitido al Senado ha puesto en evidencia que su administración se gastó 176 millones de euros en eventos y reformas tales como una ducha que costó 275.000 euros y que Sarkozy nunca utilizó. 

La sospecha de que Sarkozy dilapidó ingentes cantidades de dinero durante los seis meses que ocupó la presidencia de la UE recorre Francia. El Estado que preside la UE (rota cada seis meses) recibe fondos europeos para ayudar en los gastos de la presidencia. El informe recoge ejemplos muy gráficos: además de la ducha, Sarkzoy ofreció una cena a cerca de 40 jefes de Estado y de Gobierno durante la cumbre constitutiva de la Unión por el Mediterráneo que costó 1.100.000 euros; otros 330.000 euros se dedicaron a la construcción de un estrado en la misma cumbre y 220.000 se fueron en acondicionar los jardines del palacio donde se celebró la reunión. Una moqueta usada en esa cumbre costó ni más ni menos que 99.000 euros. El coste total de esa cumbre rondó los 16 millones de euros

La facilidad de gastar dinero exhibida por Sarkozy ha indignado mucho en Francia, sobre todo si se compara con lo que costaron las anteriores presidencias francesas de la UE: poco más de 13 millones de euros en 1995 y 54 millones en 2000. El presupuesto presentado por Francia es muy superior al de otros países que han presidido la UE y que suelen destinar entre 70 y 90 millones de euros. España, que presidirá la UE a partir del 1 de enero, ha anunciado un presupuesto de 90 millones de euros. 

La auditoría considera 'opacas' las cuentas presentadas por el Gobierno de Sarkozy. Durante los seis meses que duró la presidencia se organizaron cerca de 500 actos y eventos. El jefe del comité de finanzas del Senado francés declaró que 'no todos eran esenciales' y que tampoco todos contribuyeron al éxito de la presidencia francesa. Además, el informe acusa a Sarkozy de improvisación y asegura que el coste de muchos de los actos aumentó porque fueron organizados a última hora. Incluso recoge que Sarkozy canceló el último minuto un acto de la UE en la localidad de Evian porque tenía que pernoctar allí y él quería dormir en su cama del palacio del Elíseo. Sin embargo, cientos de periodistas y numerosas delegaciones de países miembros de la UE ya estaban allí simplemente porque no se les había avisado.