Publicado: 19.10.2015 19:14 |Actualizado: 19.10.2015 19:14

EEUU descarta cambiar el estatus de la Explanada de las Mezquitas

El Secretario de Estado, John Kerry, asegura en Madrid que la Administración estadounidense tampoco es partidaria de enviar "actores externos" a Jerusalén.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
El secretario de Estado de EEUU, John Kerry, y el ministro español de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo. - EFE

El secretario de Estado de EEUU, John Kerry, y el ministro español de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo. - EFE

MADRID.- El secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, ha asegurado este lunes desde Madrid que su país no es partidario de un cambio de estatus para la Explanada de las Mezquitas de Jerusalén y que también es contrario a la presencia de "actores externos" en el conflicto.

Kerry, de visita oficial en España, manifestó en rueda de prensa que "necesitamos claridad" e insistió en pedir "contención" a las partes para detener la escalada de violencia entre israelíes y palestinos. El secretario respondía así a la propuesta de Francia ante el Consejo de Seguridad de la ONU para desplegar fuerzas internacionales en la Explanada de las Mezquitas, escenario de los últimos episodios de violencia, y que ha sido inmediatamente rechazada por Israel.



Tras firmar con su colega español, José Manuel García-Margallo, un memorándum para la retirada de suelo contaminado de la localidad de Palomares, donde hace 50 años cayeron cuatro bombas atómicas por un accidente aéreo, indicó que su intención es "seguir adelante" con el proceso de paz en Oriente Medio. Sin embargo, manifestó que no tiene "expectativas concretas".

En la Explanada de las Mezquitas están situados el templo de Al Aqsa y la Cúpula de la Roca. Los judíos pueden entrar en el recinto, que está administrado por Jordania, pero el estatus que impera desde 1967 veta cualquier rito religioso que no sea musulmán. Según el responsable de la diplomacia de Estados Unidos, "nadie quiere un cambio" en la Explanada de las Mezquitas, ni el rey Abdalá de Jordania ni el Gobierno norteamericano y ni siquiera Israel. "Queremos claridad y que todas las partes puedan reunirse para expresar esa claridad", señaló.

En este sentido, Kerry recordó que se reunirá en los próximos días por separado con el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, y el presidente palestino, Mahmud Abbas, para tratar de "encontrar los pasos necesarios para acabar con esa violencia insensata". Eso sí, dejó claro que "seguridad y diplomacia van de la mano" y que "no hay un tiempo para una y un tiempo para la otra", de modo que defendió el "derecho de Israel a proteger a sus ciudadanos de los actos violentos", aunque ha remarcado que existe un objetivo común, que es acabar con la violencia.