Público
Público

EEUU presiona a Gadafi y moviliza a su Ejército en torno a Libia

El dictador asegura que el pueblo libio le "ama" y que "morirían para protegerme"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Estados Unidos ha empezado a movilizar a su fuerza militar en torno a Libia. El Pentágono ha informado de que el Ejército estadounidense está reubicando sus fuerzas navales y aéreas ante una posible intervención en el país en los enfrentamientos entre el régimen de Gadafi y la oposición.

'Tenemos a varios planificadores trabajando y distintos planes de contingencia. Creo que es seguro decir que, como parte de esos esfuerzos, estamos reubicando nuestras fuerzas para poder ofrecer esa flexibilidad cuando se hayan tomado decisiones (...), para poder ofrecer distintas opciones y flexibilidad', ha declarado un portavoz, el coronel David Lapan.

'Seguimos con la planificación, pero habría que pasar a la fase de preparación para realizar cualquiera de esos tipos de misiones, ya sean humanitarias o de otra clase', ha indicado Lapan, que no ha querido dar detalles sobre el tipo de barcos o unidades que están siendo reubicados ni sobre cómo pretenden usarlos los comandantes estadounidenses.

'Aún no se ha tomado ninguna decisión', ha dicho. Actualmente, el Pentágono posee dos portaaviones en la región naval que incluye el mar Arábigo y el golfo Pérsico, pero no tiene ningún portaaviones en el mar Mediterráneo, según ha explicado el portavoz. Países europeos como Francia y Reino Unido también han dicho que no descartan la posibilidad de usar la fuerza para frenar la violencia en Libia.

Muamar Gadafi, en una entrevista con la ABC, ha vuelto a negar el uso de la fuerza contra los manifestantes al tiempo que niega reconocer cualquier protesta en contra de su régimen. Según ha publicado la periodista Christiane Amanpour en su twitter, el dictador cree que el pueblo libio le 'ama' y que 'morirían' por protegerle.

El dictador cree que el pueblo libio 'moriría' por protegerle

Hoy, el tirano se ha visto obligado a intentar negociar con las fuerzas opositoras. Gadafi ha ordenado al jefe del servicio de Inteligencia exterior negociar con los dirigentes rebeldes que controlan la parte este del país, según informa la televisión qatarí Al Yazira. Sin embargo, los primeros pasos de las negociaciones no han tenido sus frutos.  Según un corresponsal de la cadena, Gadafi ha intentado abrir canales de contacto con los jefes de las tribus, pero éstos han rechazado negociar con él.

Gadafi ha criticado también a EEUU del que ha dicho que 'no es la policía del mundo' y ha acusado a Occidente de dejarle solo en su 'lucha contra los terroristas'. Anteriormente, Hillary Clinton había pedido su dimisión inmediata y acusado al dictador está empleando a 'mercenarios y matones' para suprimir las manifestaciones en su contra. 'Gadafi y aquellos que le rodean deben rendir cuentas por estos actos, que violan las obligaciones internacionales y la decencia común', subrayó.

La secretaria de Estado de EEUU, trata de alcanzar un acuerdo en Ginebra para aplicar medidas más radicales contra el régimen libio que se sumen a las ya aprobadas por el Consejo de Seguridad de la ONU, ya adelantó la posibilidad de una posible intervención en Libia. 'Seguimos explorando todas las acciones posibles. Nada está excluido de la mesa', dijo Clinton durante su intervención ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU.

Gadafi critica a Occidente por dejarle solo ante los 'terroristas'

Sobre esas otras medidas ha hablado el portavoz de la Casa Blanca. Jay Carney salía ante los medios en Washington para apuntar que el exilio de Gadafi 'es una posibilidad' además de que 'estamos planteándonos de manera activa una zona de exclusión aérea'. Según indicó, la administración Obama está en contacto  'con aquellos que pueden traer el cambio' a Libia, aunque indicó que es 'prematuro' centrarse en algún grupo en concreto.

La oposición libia sigue haciéndose más fuerte cada día. Los rebeldes han hecho esta mañana otra demostración de fuerza derribando dos helicópteros del Ejército en la ciudad de Misrata, a 200 kilómetros de Trípoli. El control de esta ciudad representa una de las principales claves para la evolución del conflicto, en espera de la que se prevé como batalla final en la capital.

El régimen ha contestado con el bombardeo de un depósito de armas cerca del cuartel de Hania, en la región de Edjibiya, a unos 200 kilómetros al oeste de Bengasi, la segunda ciudad del país y que está bajo control de los opositores.