Publicado: 17.09.2016 23:38 |Actualizado: 17.09.2016 23:41

EEUU y Turquía combaten juntos
en Siria contra el Estado Islámico

Decenas de soldados estadounidenses de operaciones especiales acompañan
sobre el terreno a las fuerzas turcas y de la oposición siria que ambos países apoyan.
El objetivo es avanzar hasta uno de los bastiones de los yihadistas.

Publicidad
Media: 1
Votos: 3
Comentarios:
Un rebelde sirio de uno de los grupos apoyados por Turquía en la localidad de Jarablus. - REUTERS

Un rebelde sirio de uno de los grupos apoyados por Turquía en la localidad de Jarablus. - REUTERS

MADRID.- Estados Unidos y Turquía combaten juntos sobre el terreno en Siria. Decenas de soldados estadounidenses de operaciones especiales acompañan a las fuerzas militares de Ankara y combatientes de la oposición siria que ambos países apoyan en los enfrentamientos contra los yihadistas en el noroeste del país, junto a la frontera turca, según ha anunciado Washington.

El Pentágono asegura en un comunicado que "a petición del Gobierno turco" sus tropas de élite acompañan a turcos y rebeldes para "continuar despejando territorio del Estado Islámico alrededor de la frontera siria cercana a las localidades de Jarablus y Ar Rai", dijo el portavoz del Pentágono Jeff Davis.

El objetivo es avanzar hasta la localidad siria de Dabiq, uno de los bastiones de los yihadistas. Según fuentes oficiales estadounidenses citadas por The Wall Street Journal la operación conjunta, la primera vez que Washington trabaja con el Ejército turco dentro de Siria, comenzó el jueves por la noche en una zona próxima a Al Rai.



Por su parte, según fuentes de los insurgentes sirios citadas al diario británico The Guardian el inicio de la operación fue accidentado ya que las unidades estadounidenses tuvieron que replegarse a Turquía para evitar una confrontación con una unidad opositora islamista molesta con su presencia ya que Estados Unidos ha respaldado a las milicias kurdas sirias, las YPG, con las que el grupo se ha enfrentado en otras zonas. Un dirigente opositor ha precisado al rotativo que se trata de Ahrar al Shariya, un grupo originario de Deir al Zor. "No les expulsaron pero los americanos pensaron que era mejor marcharse", ha indicado la fuente.

El Observatorio Sirio para los Derechos Humanos ha indicado que al menos cinco grupos rebeldes, incluido el ya citado, han trasladado a las fuerzas sirias su malestar por la presencia de las tropas estadounidenses. El líder de uno de ellos, la División Sultan Murad, ha explicado a The Wall Street Journal que los insurgentes están molestos porque Turquía no les ha consultado de antemano y ha confirmado que los efectivos estadounidenses "han dejado la localidad y han regresado a territorio turco".

Fuentes oficiales en Washington han desmentido esta información asegurando que la misión junto a las tropas turcas y los rebeldes moderados se mantiene y que las fuerzas estadounidenses simplemente podrían estarse moviendo de un lugar a otro. En agosto, Ankara lanzó una ambiciosa ofensiva militar en el norte de Siria. en la zona conocida como "Escudo del Eufrates", enviando tanques y fuerzas especiales para apoyar a combatientes opositores en un intento de expulsar al EI y a la milicia kurda de su frontera.

La localidad de Dabiq, objetivo de la operación conjunta de EEUU y Turquía, tiene un simbolismo especial para Estado Islámico, que se hizo con su control en el verano de 2014. Precisamente es esta localidad la que da nombre a su revista de propaganda en lengua inglesa y según la profecía que mueve al grupo que lidera Abú Bakr al Baghdadi es el lugar en el que se producirá la batalla final con Occidente antes del Día del Juicio Final.
Así pues, más que por su valor estratégico, la localidad es importante en la lucha contra Estado Islámico por su valor simbólico, algo que a buen seguro han tenido en cuenta Washington y Ankara a la hora de preparar la operación.