Publicado: 09.07.2014 07:24 |Actualizado: 09.07.2014 07:24

El Ejército de Israel intensifica sus ataques contra Gaza

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El asedio de Israel contra Gaza sigue su curso y, lejos de aminorar, se ha incrementado en las últimas horas. Sólo esta noche, el Ejército ha lanzado hasta 160 ataques que completan los más de 400 objetivos alcanzados por la aviación y la marina israelí desde la madrugada del lunes al martes. Israel, con su operación militar denominada Margen Protector, ha matado ya a 42 palestinos, la mayoría civiles, y ha dejado más de 200 heridos, según el último balance ofrecido por las autoridades gazatíes.

Según Peter Lerner, portavoz castrense israelí para medios extranjeros, la aviación de Israel atacó 118 lanzaderas de misiles de las milicias palestinas, "algunas para proyectiles de largo alcance", diez túneles y varios supuestos almacenes de armamento. Además, fueron alcanzados seis cuarteles del movimiento islamista Hamás y diez "posiciones de comandos terroristas", explicó en un comunicado. A este respecto, el oficial aseguró que las tropas habían conseguido matar a Hafez Hamid, al que identificó como un comandante islamista (del grupo radical palestino Yihad Islámica) responsable del lanzamiento de cohetes contra la localidad meridional israelí de Sderot.

Horas antes de los últimos bombardeos israelíes, milicianos palestinos habían lanzado una nueva andana de 45 cohetes contra el centro y sur de Israel, tres de los cuales cayeron en Jerusalén y su área metropolitana, sin causar víctimas. Testigos han informado de que un proyectil, que hizo sonar las sirenas en la ciudad por primera vez desde que Israel emprendiera su tercera ofensiva contra Hamás, impactó en el área de Mateh Yehuda, una zona montañosa al oeste de la ciudad.

La prensa israelí informó de que un segundo cohete cayó en un descampado cercano de Pisgat Zeev, un barrio colonial judío en Jerusalén Este. En un comunicado posterior, el movimiento islamista admitió que había lanzado cuatro cohetes clase M75 contra Jerusalén, información que no ha sido confirmada ni desmentida por otras fuentes.

Las alarmas antiaéras también se han escuchado durante la pasada tarde-noche en Tel Aviv, en cuyo área metropolitana el escudo antimisiles "Iron Dome" interceptó al menos un proyectil, y en localidades aledañas como Rishom Leziyon, a más de 75 kilómetros de Gaza, y Hedera, a más de un centenar. Poco después de la andana, las Brigadas Azedín al Kasam, brazo armado del movimiento islamista Hamás, aseguró haber lanzado cohetes contra la ciudad de Haifa, en el costa norte de Israel, a unos 150 kilómetros del norte de Gaza. En un comunicado, el grupo aseguró haber utilizado cohetes clase R160 de fabricación casera y haber lanzado igualmente proyectiles contra ciudades del centro de Israel.

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, ordenó este martes incrementar las acciones del Ejército, al que instó a estar preparado para una posible invasión terrestre de Gaza. "El Estado de Israel está en medio de una campaña para devolver la paz y la seguridad a nuestros ciudadanos", ha afirmado. "No permitiremos el lanzamiento de cohetes contra nuestras ciudades, por tanto he dado instrucciones para ampliar de forma significativa la operación del Ejército contra los terroristas de Hamás y contra los terroristas de otras organizaciones en Gaza", ha añadido, en un mensaje a los ciudadanos. 

"Lo he hecho después de que todos los intentos que hemos hecho para restaurar la calma hayan sido ignorados, y Hamás haya optado por la escalada", ha añadido, en referencia al ataque perpetrado por cinco milicianos de Hamás que han llegado por mar desde Gaza hasta el sur de Israel y han sido abatidos por el Ejército. "No vamos gustosos a la batalla pero la seguridad de nuestros ciudadanos y nuestros hijos está por delante de todo. Haremos todo lo que sea necesario para que la calma que hemos experimentado en los últimos años continúe", ha añadido.

Netanyahu también se ha referido a las víctimas civiles que se han producido en los bombardeos en Gaza. "El Ejército israelí tiene como objetivo a los terroristas de Hamás y no a civiles inocentes, pero Hamás presuntamente se esconde detrás de civiles palestinos y por tanto es responsable cuando son atacados de forma inadvertida", ha remachado. En la misma línea dura se ha pronunciado el jefe del Estado Mayor, teniente general Benny Gantz. "Ahora activaremos toda nuestra fuerza y nos tomaremos todo el tiempo que sea necesario en varias etapas para alcanzar la victoria", ha prometido, citado por el Jerusalem Post.

Por su parte, Hamás ha impuesto condiciones para restablecer la calma. El portavoz de las Brigadas Azedín al Kasam ha formulado las exigencias. "No soñéis con la calma sin responder a las siguientes demandas: el fin de la agresión en Jerusalén y Cisjordania, el fin de la agresión contra la Franja de Gaza, la liberación de los prisioneros del intercambio por (Gilad) Shalit que han vuelto a ser detenidos, y el compromiso con todos los términos del alto el fuego alcanzado en 2012 tras la operación 'Pilar de Defensa'".

Entretanto, Abú Rudeina, portavoz del presidente palestino Mahmud Abbas, ha defendido el derecho de los palestinos a defenderse. Según Rudeina, la nueva ofensiva israelí es "una declaración de guerra contra los palestinos e Israel soportará las consecuencias". "Los palestinos tienen derecho a defenderse por todos los medios legítimos", ha añadido en un comunicado recogido por la agencia palestina Maan, al tiempo que ha calificado de "masacre abierta" la ofensiva en Gaza. "La decisión de Israel destruye todas las opciones de un alto el fuego o paz", ha zanjado.