Público
Público

El Ejército sirio se enfrenta a miles de militares desertores

Miles de manifestantes vuelven a tomar las calles de Siria en el llamado "Viernes de la Victoria"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Miles de sirios volvieron a salir a la calle ayer en decenas de localidades del país para exigir la caída del régimen en una nueva jornada de protestas que llamaron 'viernes de la victoria' y que se saldó con un muerto y decenas de heridos. El régimen mostró una vez más que todavía controla prácticamente la totalidad del país y que el grueso del Ejército se mantiene leal al Gobierno.

Sin embargo, algunos activistas indicaron que al menos 2.000 soldados y oficiales han desertado para unirse a los rebeldes y combatir a sus antiguos compañeros de armas. Esta situación se está produciendo de una manera particular en la localidad de Rastan, que se encuentra a 20 kilómetros al norte de Homs, en el centro del país.

El Gobierno señaló que los informes que han circulado en las últimas horas, 'especialmente de Al Yazira', en el sentido de que la aviación ha bombardeado Rastan, 'carecen de fundamento y son falsos'. No obstante, los activistas dicen que en Rastan los enfrentamientos entre soldados, por un lado, y desertores y opositores armados, por otro lado, han sido intensos.

Un portavoz militar señaló que el Ejército se ha enfrentado a 'grupos terroristas' que han saboteado propiedades públicas y privadas, han matado a un número sin especificar de ciudadanos y han bloqueado carreteras con explosivos. El Ejército 'ha completado con éxito sus misiones' y ha arrestado a grupos de rebeldes que estaban armados, añadió el portavoz citado por la agencia SANA.

En el mismo comunicado se dio cuenta de la muerte de siete militares y agentes de seguridad en Rastan el jueves, en choques con las bandas armadas que también han dejado 32 heridos en las filas del Ejército.

Mientras tanto, en Ginebra, una comisión de derechos humanos de la ONU ha solicitado la cooperación de Damasco para investigar la muerte de ciudadanos sirios o incluso las posibles torturas que hayan sufrido miembros de la oposición. También tratará de investigar la muerte o tortura de niños.