Publicado: 03.10.2014 10:25 |Actualizado: 03.10.2014 10:25

Se eleva la tensión en Hong Kong entre los manifestantes y los pro Pekín

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Manifestantes prodemocracia y ciudadanos que apoyan a Pekín han protagonizado este viernes en Hong Kong pequeños enfrentamientos en dos de las zonas ocupadas por el movimiento en la sexta jornada de protestas que vive la ciudad.

Lo altercados han ocurrido en la zona comercial local de Mong Konk, el barrio más denso, y en Causeway bay, donde suelen acudir los turistas chinos del continente a realizar sus compras en esta época del año, una semana festiva en el país asiático -salvo en Hong Kong, donde sólo tuvieron dos días festivos, miércoles y jueves-.

Al parecer, las disputas se han producido cuando ciudadanos contrarios a la ocupación de la calle comenzaron a desmontar las tiendas y las barricadas de los jóvenes manifestantes en estas dos zonas.

Mientras en Causeway Bay se controló la disputa rápido, en Mong Kok el ambiente está más caldeado y se están produciendo diversos enfrentamientos verbales entre ciudadanos, que casi han llegado a traducirse en enfrentamientos físicos, según pudo constatar Efe.

Más de 50 agentes de Policía han sido enviados a la zona para asegurar el orden y ya han interceptado a un ciudadano contrario a la ocupación de la calle que pretendía agredir a los manifestantes.

En la zona de Admiralty, el centro de la protesta y donde los manifestantes siguen bloqueando las sedes gubernamentales, los estudiantes se muestran pesimistas ante la oportunidad de diálogo ofrecida por el Gobierno anoche.

Los líderes de la protesta aceptaron la oferta de diálogo planteada por el Ejecutivo pero insistieron en que el jefe del Gobierno, Leung Cheung Yin, debe dimitir. Poco antes de que expirase el plazo dado por los manifestantes, Leung compareció ante los medios para rechazar su dimisión, aunque ofreció diálogo. Así, ha designado a la secretaria de la Administración, Carrie Lam, para que se reúna con los manifestantes.

Según comentaron varios de ellos a Efe, el jefe del Ejecutivo local, Leung Chun-ying, sólo trata de ganar "tiempo" por lo que creyeron que ahora es el momento de organizarse mejor y resistir.

Las protestas continúan hoy más dispersadas y con un menor número de integrantes, a la espera de que los manifestantes y el Gobierno concreten detalles de cómo celebrarán el diálogo político que ambas partes acordaron esta madrugada tras una tensa medianoche en la que el jefe del Ejecutivo anunció que no iba a dimitir.