Publicado: 28.08.2015 09:41 |Actualizado: 28.08.2015 14:15

Cuatro niños, entre los 71 refugiados muertos en el camión de Austria

Las autoridades creen que procedían de Siria, ya que se ha encontrado un "documento de viaje" de esta nacionalidad en el interior del camión. 

Publicidad
Media: 1
Votos: 2
Comentarios:
El camión en el que han sido hallados los 50 refugiados muertos. /FOTO: Diario Krone

El camión en el que han sido hallados los 50 refugiados muertos. /FOTO: Diario Krone

MADRID.- La Policía austríaca ha confirmado que son 71 los refugiados muertos hallados en el interior de un camión encontrado este jueves en el este de Austria y que podría llevar hasta 24 horas aparcado antes de ser localizado.

En una rueda de prensa celebrada en Eisenstadt, capital de ese estado federado austríaco, fronterizo con Hungría, el responsable policial cifró el número de fallecidos en 71, de los que 59 eran hombres, ocho mujeres y cuatro menores de edad. Entre los menores había una niña de apenas unos dos años, mientras que los otros tres eran varones de unos 3, 8 y 10 años, explicó el policía.



Nada se sabe con certeza sobre la causas exactas de muerte, aunque todo indica que las víctimas fallecieron asfixiadas, al estar encerradas en una cámara frigorífica de apenas cinco metros de largo, sin ventanas y sellada herméticamente.

"Se ha encontrado un documento de identidad sirio, así que podemos suponer que se trata de un grupo de refugiados sirios", señaló Doskozil, al tiempo que excluyó explícitamente que las víctimas sean de África.

En cuanto a las causas de las muertes, se apunta a que murieron asfixiadas, si bien se procederá a realizar las autopsias pertinentes. Igualmente se trabaja en la identificación de las víctimas, de las que se espera poder tener más detalles a lo largo del día. Para facilitar esta identificación, se ha abierto una línea telefónica a la que pueden llamar aquellos que tengan información o que desconozcan el paradero de familiares.

Asimismo, el jefe de la Policía de la región de Burgenland, Hans Peter Doskozil, ha confirmado que tres personas han sido detenidas en Hungría. Se trataría del propietario del camión, un ciudadano búlgaro libanés, y de otro ciudadano búlgaro y otro húngaro, por lo que se sospecha que detrás de esta tragedia estaría una mafia bulgaro-húngara.

Descartados controles fronterizos

Por otra parte, tanto el jefe de la Policía como la ministra del Interior, Johanna Mikl-Leitner, han descartado el establecimiento de controles en la frontera con Hungría.

Doskozil ha reconocido que supone "un tremendo desafío" hacer frente a la llegada de inmigrantes y refugiados pero ha dejado claro que no es posible registrar los alrededor de 3.000 camiones que usan la carretera de entrada a Austria desde Hungría en la región de Burgenland.

Por su parte, la ministra ha dicho que Austria "no pretende establecer controles estrictos en la frontera" aunque sí se intensificarán los controles en las zonas fronterizas y se incrementarán los efectivos que ya trabajan en este ámbito.

En su opinión, los controles fronterizos no son "útiles". Lo que hace falta, ha dicho, es "encontrar vías legales" de entrada a Europa para estas personas que permitan distinguir entre inmigrantes y refugiados, y "proteger" a estos últimos, y luchar contra las redes de tráfico de personas.