Publicado: 31.07.2016 15:10 |Actualizado: 31.07.2016 15:10

Erdogan cierra todas las academias militares y expulsa a otros 1.400 miembros de las Fuerzas Armadas

El presidente de Turquía amplía su control del Ejército e introduce a sus viceprimeros ministros y a los titulares de Justicia, Interior y Exteriores en el Consejo Militar Supremo.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, saluda a un grupo de militares durante su visita a la sede de las fuerzas especiales en Ankara. - EFE

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, saluda a un grupo de militares durante su visita a la sede de las fuerzas especiales en Ankara. - EFE

ANKARA.- Erdogan, a merced de la purga iniciada tras el fallido de Estado en Turquía, ha ordenado el cierre de todas las academias militares del país y la expulsión del Ejército de otros 1.389 soldados sospechosos de haber participado en la asonada del pasado 15 de julio, según un decreto de emergencia publicado este domingo en el Boletín Oficial.

Según ese decreto, emitido bajo las competencias que le otorga al Gobierno el Estado de emergencia decretado el pasado día 20, han sido cerrados las academias, los centros de bachillerato militares y los institutos de suboficiales. Además, la Academia de Medicina Militar de Gülhane pasa a estar controlada por el Ministerio de Sanidad.



Erdogan defiende que que el jefe del Estado Mayor y los servicios de inteligencia estén subordinados a partir de ahora a la Presidencia

El decreto dispone la creación de una Universidad de Defensa Nacional para la formación de oficiales, que dependerá del Ministerio de Defensa y cuyo rector será nombrado por el presidente del país entre tres candidatos propuestos por el Gobierno. Además, los comandantes de las Fuerzas Armadas responderán directamente ante el ministro de Defensa.

Recep Tayyip Erdogan ha propuesto en varias ocasiones que el jefe del Estado Mayor y los servicios de inteligencia estén subordinados a partir de ahora a la Presidencia, y no al Gobierno, una reestructuración que necesitaría de una reforma constitucional.

Con la expulsión de esos 1.389 militares, son ya 3.000 los soldados despedidos de las Fuerzas Armadas desde el golpe. Entre ellos se cuentan casi un tercio de todos los generales y almirantes. El Gobierno mantiene que con estas purgas, las Fuerzas Armadas quedarán libres de seguidores del predicador Fethullah Gülen, al que acusa de haber organizado el golpe desde su exilio en Estados Unidos.

Por otro lado, Erdogan, para aumentar su control sobre las Fuerzas Armadas, ha ordenado también este domingo la incorporación de sus viceprimeros ministros así como los titulares de Justicia, Interior y Exteriores en el Consejo Militar Supremo de Turquía. Hasta ahora, el Consejo estaba liderado por el primer ministro y sus decisiones sólo entraban en efecto tras recibir la aprobación presidencial.