Público
Público

Espaldarazo de las urnas al nacionalismo kurdo

El Partido de la Sociedad Democrática (DTP) controlará las urbes de la región

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El nacionalismo kurdo cumplió y puso en marcha lo que su líder Ahmet Türk dio en llamar el 'rearme democrático'. El Partido de la Sociedad Democrática (DTP) consiguió, según escrutinios iniciales, cerca de 100 alcaldías (el doble de las que tenía) y controlará las urbes de la región.

El DTP se situó en el 8% de voto estatal, barrió en Diyarbakir 70% de apoyo y Batman y arrebató Van y Siirt a los islamistas. Ello debe ser suficiente para 'poner encima de la mesa' una reforma constitucional que dé derechos civiles y lingüísticos a los 15 millones de kurdos de Turquía, según declaró a Público el alcalde del distrito de Sur en Diyarbakir Abdulla Demirbash, inhabilitado por usar el kurdo.

La formación izquierdista, que no esconde ya sus simpatías por la guerrilla del PKK arriesgando su estatus de legalidad, guarda ahora el indepedentismo en el cajón y apuesta por que Turquía entre en la Unión Europea para evitar 'matanzas como las de los 90' y situar el 'conflicto kurdo' en la agenda. Coincide en su reformismo con el AKP. Así lo evidenciaba a este periódico el presidente regional de los islamistas, Ahmed Sikret, que se comprometía a buscar 'un modelo de Estado de convivencia, que no tenemos'.

Por primera vez, un partido prokurdo como el DTP no fue ilegalizado tras presentarse a unas elecciones en 2007 y ello ha permitido al DTP ha podido repetir en esta convocatoria y medir sus fuerzas. A medio plazo aspiran a lograr un 10% de los votos en las próximas legislativas.