Público
Público

España gana la batalla de la merluza

La UE acuerda las cuotas de pesca para 2013. El ministro Cañete se muestra satisfecho porque el acuerdo "neutraliza" las reducciones de cuota que Bruselas pedía para ese tipo de pescado.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los Veintisiete lograron este jueves cerrar un acuerdo, después de cerca de 48 horas de discusiones, sobre el reparto anual de los Totales Admisibles de Capturas (TACS) y cuotas pesqueras para 2013.

La Comisión Europea (CE) tuvo finalmente que ceder en una parte de los recortes propuestos, ante la oposición de numerosos Estados miembros, que consideraron excesivas las reducciones.

La segunda propuesta de compromiso de la presidencia chipriota de turno de la UE, presentada a primera hora de la mañana del jueves, logró finalmente el respaldo de los Estados miembros.

La comisaria europea de Pesca, Maria Damanaki, dijo en una rueda de prensa al término de la reunión que, a pesar de que el acuerdo es 'menos ambicioso' que la propuesta original de Bruselas, se trata de 'un buen pacto', ya que sienta las bases para lograr unos rendimientos máximos sostenibles en la mayoría de las reservas pesqueras a partir de 2015.

Según Damanaki, solo para cuatro reservas se aplazará ese objetivo hasta 2017, debido a las dificultades para la eliminación de los descartes (capturas no deseadas).

La comisaria valoró además los avances logrados en los últimos años en la recopilación de datos científicos sobre el estado de los recursos marinos y confió en que esa información se complete en próximas fechas.

Entre los resultados que más satisfacen a España figura el mantenimiento de la cuota de la merluza norte a niveles de 2012, esto es 51.509 toneladas, frente a la rebaja del 32% que pedía Damanaki de partida, que hubiese supuesto 'perder unas 16.700 toneladas', según cálculos del ministro de Agricultura y Pesca, Miguel Arias Cañete.

Y se mantiene el status quo para el gallo del norte, donde Bruselas quería rebajar su cuota un 40%. También celebra el aumento del 15% en las capturas de la merluza sur, en caladeros nacionales, porque es el porcentaje máximo que permite el plan de recuperación al que está sometido. Esta cifra demuestra, en palabras de Arias Cañete, 'la gran profesionalidad y responsabilidad con la que viene trabajando el sector pesquero español en este ámbito'.

La pesca asociada a la merluza en aguas ibéricas, como el lenguado, el gallo y el abadejo se quedan en los mismos niveles que en 2012, con lo que se impone el 'status quo' en unos recursos para los que la Comisión solicitaba recortes superiores al 20%. 'España ha tenido que dar una intensa batalla (...), finalmente el Gobierno consiguió neutralizar las propuestas de la Comisión', destacó Cañete.

La cigala de Gran Sol suma un 'sensible aumento' en la región de la franja de Porcupine, principal zona de captura de la especie, que deja la cuota española en 543 toneladas, mientras que en el resto de áreas el incremento es del 6%. En el caladero nacional, sin embargo, los informes científicos son 'muy negativos', lo que ha impedido mejorar las posibilidades para la flota.

En aguas ibéricas también se reduce un 25% las capturas de rape y un 5% en los caladeros del golfo de Vizcaya y Gran Sol. En cuanto a la bacaladilla en todas las aguas comunitarias, España cuenta con un aumento del 44,32%, según el ministro Arias Cañete, aunque se trata de un cupo provisional, ya que está condicionado al resultado de las negociaciones suspendidas con Noruega y otros países de la región con los que la UE comparte la gestión de este recurso.

Finalmente, el boquerón del golfo de Cádiz y Galicia, para el que Damanaki pedía mantener la cuota, tendrá una cuota con un 5% más que este año; y el jurel se reduce en aguas comunitarias.