Público
Público

España reduce el 53% la mortalidad en la carretera

Bruselas lanza un plan para bajar a la mitad las víctimas hasta 2020

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

España es el país de la Unión Europea, tras Letonia, que más ha reducido el número de muertes en las carreteras en la última década. El dato fue revelado hoy por la Comisión Europea (CE), que ha lanzado una amplia estrategia para reducir a la mitad el número de personas que pierden la vida en el asfalto de aquí a 2020. España rebajó, entre 2001 y 2009, el número de muertes por millón de habitantes desde 136 hasta 58, lo que supone un descenso del 53%. Sin embargo, ocho países aún tienen una tasa menor, entre ellos Alemania, Suecia, Holanda o el Reino Unido.

El comisario de Transportes, Siim Kallas, consideró un 'importante progreso' la reducción global europea del 36% en el mismo periodo pero advirtió de que 'el número de muertos y heridos en accidentes de tráfico sigue siendo inaceptable'. Kallas recordó que 'cada día muere un centenar de personas en las carreteras de Europa'.

Para remediarlo, Bruselas presentó un plan encaminado a reducir en la próxima década a la mitad el número de fallecidos, situado en 2009 en torno a las 35.000 víctimas. Entre las acciones previstas por la CE se encuentran la entrada en vigor de nuevas normas sobre la seguridad de los vehículos, como sistemas obligatorios de control de la estabilidad para coches, camiones y autobuses; mecanismos de frenado automático y de alerta cuando haya salidas de la calzada; o límites de velocidad para vehículos industriales.

Además, Bruselas quiere legislar medidas de seguridad para los coches eléctricos, reforzar la formación de los profesores de autoescuela y gastar más en campañas de concienciación. Al Ejecutivo comunitario le preocupa, sobre todo, la seguridad de los conductores de ciclomotores, cuya tasa de mortalidad ha aumentado en la última década pese al descenso global.

La estrategia presentada hoy incluye investigar el diseño de un airbag para motoristas, hacer obligatorio en toda la UE la instalación de frenos o faros automáticos o armonizar los estudios sobre la ropa o protección del conductor en caso de accidente. Lo que 'todavía no está maduro', según Kallas, es la armonización de límites de velocidad o multas a los conductores, un asunto competencia de los Estados miembros.

El Consejo Europeo de la Seguridad Vial (ETSC) alabó los objetivos de la CE, pero criticó que hay poca concreción. 'Para lograr el objetivo de reducción del 50% de las muertes la UE tendrá que ir más allá y reforzar este programa traduciéndolo en acciones concretas', aseguró Antonio Avenoso, director ejecutivo de la ETSC.