Público
Público

Dos españolas entre los fallecidos en el 'Loveparade'

El número de fallecidos asciende a 19 y son más de 300 los heridos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Dos jóvenes españolas han fallecido en la avalancha del túnel del festival de música electrónica 'Loveparade' en Duisburgo, en la que murieron 19 personas en total.

Las dos jóvenes españolas fallecidas son las estudiantes de Erasmus Clara Zapater y Marta Acosta, ambas de Tarragona, según confirmaron fuentes de Exteriores a Europa Press.

Ambas cursaban sus estudios en la Universidad de Münster, en Renania del Norte-Westfalia. 

Sus restos mortales se encuentran ahora en manos de las autoridades alemanas y sus familias ya han sido avisadas y viajarán esta misma tarde hacia Alemania para identificar los cuerpos, según han confirmado fuentes de Exteriores a Público.es.

De las 19 víctimas mortales, aún restan tres de ellas por identificar, por lo que desde el Ministerio no pueden descartar al 100% que no haya más fallecidos españoles. 

Por otro lado, los cuatro españoles que formaban parte de la lista de 342 heridos tras la tragedia desencadenada este sábado en la 'Loveparade', ya han sido dados de alta. Así lo han confirmado fuentes del consulado de Düsseldorf. 

La 'Loveparade', la más multitudinaria fiesta 'tecno' del mundo, acabó este sábado en tragedia al desatarse el pánico en un túnel abarrotado de jóvenes, en una edición que había concentrado a más de un millón de personas en Duisburgo.

17 de las víctimas murieron en el lugar de los hechos, atrapadas en ese túnel de los años sesenta sin salidas de emergencia y cercano al escenario de la fiesta. Dos más lo hicieron a consecuencia de las graves heridas sufridas, indicaron las autoridades. De entre los 16 fallecidos que se han podido identificar, hay al menos cinco víctimas extranjeras de nacionalidad italiana, holandesa, china y australiana. 

El ministerio italiano de Asuntos Exteriores confirmó que la fallecida italiana es Giulia Minola, de 21 años, natural de la ciudad norteña de Brescia.

'No habrá nunca más una Loveparade' han asegurado los organizadores

El paso subterráneo había quedado colapsado con centenares de jóvenes en su interior, en lo que algunos testigos presenciales describían como 'pesadilla anunciada', por previsible.

En esos momentos, por las calles de Duisburgo y en el recinto de la estación había concentrados hasta 1,4 millones de aficionados al 'tecno' participando en la fiesta.

Los organizadores de la 'Loveparade' optaron por dejar que el desfile y la fiesta siguieran, en prevención de nuevos incidentes y visto que, a los primeros intentos de llamar a desconvocarlo, algunos de los concentrados reaccionaron agresivamente.

Se trataba de la primera edición de la 'Loveparade' en esa ciudad de la Cuenca del Ruhr. Las autoridades de Duisburgo habían dispuesto un contingente de 1.200 agentes por la ciudad para velar por el discurrir de la fiesta.

El desastre se produjo en un estrecho túnel cercano

La policía confirmó que la avalancha se produjo poco después de las 15,00 horas GMT, cuando estaba prevista la llegada del desfile y el cierre de las puertas del recinto del festival.

A esa hora cientos de miles de personas ya se encontraban dentro del recinto. Otras miles se quedaron sin poder entrar y, según la segunda cadena de la TV pública alemana, la ZDF, a la zona seguía fluyendo una multitud desde la cortada autopista A-59 con ganas de entrar.

A causa del gran número de personas presentes en el recinto de la 'Loveparade', y en previsión de nuevas avalanchas, la policía y los servicios de emergencia tardaron horas en desalojar la zona en la que se había producido el suceso.

A la vista de los sucedido, los organizadores anunciaron en rueda de prensa que 'no habrá nunca más una 'Loveparade'. Rainer Schalle, organizador de la marcha 'tecno', concluyó que 'no hay palabras para describir el horror'. 

La estación central quedó cortada el tráfico ferroviario durante horas ante el gran número de jóvenes en estadio de pánico que cruzaba las vías.

La 'Loveparade' (el desfile del amor) es la más multitudinaria de las fiestas de música electrónica y nació en 1989 en Berlín.

La fiesta arrancó a primera hora de la tarde, con un desfile de quince camiones equipados con poderosos altavoces, sobre los que cientos de personas bailaban al ritmo de los pinchadiscos.

A las 17,00 horas local (15,00 GMT) el convoy tenía previsto llegar hasta las instalaciones de la antigua estación de mercancías donde la fiesta debía proseguir hasta altas horas de la madrugada.

Poco después de partir el convoy que debía recorrer algunas calles de la ciudad bajo el eslogan 'El arte del amor', miles de jóvenes formaban ya colas de cientos de metros para acceder a la citada estación, situada en el centro de la ciudad, según informó la policía.

'Ha muerto gente que sólo quería ir de fiesta'

Horas después de la tragedia el ministro del Interior del Estado de Renania del Norte-Westfalia, Ralf Jager, afirmaba en una rueda de prensa estar 'espantado y triste porque ha muerto gente que sólo quería ir de fiesta'.

También el presidente de Alemania, Christian Wulff, expresó su conmoción por la tragedia e instó al total esclarecimiento de las causas que la originaron.

La 'Loveparade' arrancó en 1989 en Berlín, entonces como fiesta para un par de centenares de aficionados al 'tecno' danzando tras una furgoneta, y creció hasta llegar a reunir en la capital alemana a 1,2 millones de personas, en 2006.

En 2007, la fiesta se trasladó a la Cuenca del Ruhr (oeste) y un año después, en Dortmund, marcó un récord al reunir a 1,6 millones de personas.