Público
Público

Eugene Rogan: "Los árabes ya no esperan nada de Obama"

Profesor de Historia Moderna de Oriente Medio en la Universidad de Oxford, autor del ensayo 'Los árabes. Del imperio otomano a la actualidad'

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Samir Kassir era un periodista y un escritor muy conocido en Líbano. Siempre defendió los derechos humanos y la causa palestina, aunque era consciente de la época en la que vivía: 'Al pueblo árabe, le obsesiona su sentimiento de impotencia; impotencia para suprimir la sensación de no ser sino un peón de poca monta en el tablero del ajedrez mundial, aunque la partida se desarrolle justo en el patio de su casa'. El 2 de junio de 2005, en pleno centro de Beirut, un coche bomba acabó con la vida de Kassir. Oriente Medio es, para Occidente, la cuna de la violencia, de la dictadura, del islamismo radical, la tierra de Osama Ben Laden. Y se olvida del dinamismo de una sociedad de la que hablaba Kassir. Es esta dinámica que pretende explicar en el ensayo Los árabes. Del imperio otomano a la actualidad (Crítica) Eugene Rogan, profesor de Historia Moderna de Oriente Medio en la Universidad de Oxford. El libro denuncia los prejuicios de Occidente e indaga en las razones que llevaron las sociedades árabes -desde Marruecos hasta Irak- a ese sentimiento de impotencia.

¿De dónde viene la sensación de humillación y de decepción en los países árabes?

Viene de la carga de la historia que pesa sobre los árabes desde la Edad Media. En las escuelas, aprenden la grandeza de su pasado y se comparan con las grandes potencias, como cuando lo eran hace mil años. Pero llegó la época de las colonizaciones con los otomanos, aunque era una sociedad islámica y las regiones árabes del imperio tenían bastante autonomía. Todo cambió en los siglos XIX y XX, con los europeos. Esta historia una carga para los árabes. Y luego con Estados Unidos en Irak. Los occidentales necesitan conocer la historia para entender por qué los árabes se sienten humillados.

¿Alguna responsabilidad tendrán también los dirigentes de la región? Son casi todos dictadores.

Por supuesto. No digo que los árabes son las víctimas de los demás, sino que existen normas dominantes de los demás que se imponen a los árabes. En Irak, por ejemplo, que era un modelo de desarrollo económico y social en los años cincuenta, el gran problema fue el papel de los militares en política. Todos los países de la zona, incluso los que no sufrieron una guerra, invirtieron mucho en armas en vez de en desarrollo humano. Los gobiernos querían ser más fuertes, aunque acabaron siendo irresponsables ante sus propios pueblos.

En su libro, asegura que los islamistas ganarían cualquier elección libre y justa que pudiera celebrarse en el mundo árabe actual. ¿Por qué la crisis de identidad que viven ahora los árabes busca refugio en el Islam?

En Palestina, Egipto, Argelia... Los únicos partidos de oposición fuertes son los islamistas. Ni los gobiernos locales ni la Casa Blanca respondieron a las esperanzas de la gente. Estados Unidos, que respalda Israel, es considerado una potencia hostil a los valores de Oriente Medio. La población vota para los que critican esta política; es decir, los islamistas.

¿Qué entiende por 'islamista'? Existe una gran variedad de movimientos.

El islamismo no es un movimiento homogéneo, existe una diversidad de tendencias islamistas, desde los que aceptan compartir el poder con laicos hasta los radicales que piden el califato. Esta fuerza política viene del hecho de que no tienen que explicar lo que es el Islam. Y se aprovechan del fracaso de las leyes humanas, entonces llaman a las leyes divinas. En Europa, somos muy escépticos sobre las respuestas del Islam a los problemas cotidianos. Eso no signifique que la gente no lo sea en Oriente Medio, por eso los partidos islamistas se sienten más a gusto en la oposición. Ben Laden es otra cosa, pues utiliza la violencia en un esquema global.

¿Por qué los islamistas son tan escuchados?

En Oriente Medio, lo hemos probado todo: monarquías, repúblicas, socialismo. La gente está decepcionada por todo y opta por el Islam, que es lo único que conoce. Un pueblo decepcionado siempre escucha a los que hacen promesas.

En su discurso de El Cairo, en junio de 2009, Barack Obama prometió una 'mejor relación' de Estados Unidos con la región. ¿Qué queda de esta promesa?

Después de las políticas neoconservadoras de la Administración Bush, la población árabe estaba un poco escéptica, aunque aliviada de ver un cambio en el discurso de la casa Blanca. Pero los árabes esperaban también un cambio político, esperaban presiones sobre Israel, pero vieron el Estado hebreo puede hacer lo que quiere. Es una decepción más y los árabes ya no esperan nada de Obama, no se fían de él.