Público
Público

La Eurocámara acoge una rueda de prensa de los racistas 'Defend Europe'

La izquierda ha tratado de impedir la celebración de la conferencia ‘Inmigración en el Mediterráneo, información alternativa’, acogida por un eurodiputado de la extrema derecha italiana y en la que interviene el portavoz de ‘Generación identitaria’.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Imagen del barco C-Star, del movimiento xenófobo Defend Europe.

El pasado verano, el grupo xenófobo ‘Generación identitaria’ puso en marcha su misión ‘Defend Europe’ (Defiende Europa) y fletó el C-Star, un barco cuyo objetivo era obstaculizar las misiones de búsqueda y rescate que diversas ONG llevaban a cabo en el mar Mediterráneo. Solo en 2017, más de 3.000 personas murieron ahogadas en la zona. Mañana, uno de los líderes de este grupo racista dará una rueda de prensa en el Parlamento Europeo, amparado por el eurodiputado Mario Borghezio, miembro y eurodiputado del partido de extrema derecha italiano Lega Nord. A pesar de la petición de la izquierda de frenar la organización, no parece que la institución vaya a hacer nada para impedirla.

‘Inmigración en el Mediterráneo: información alternativa’, así se titula la rueda de prensa que darán mañana Borghezio y Gian Marco Concas, miembro del grupo racista ‘Generación Identitaria’. El mismo grupo que puso en marcha la iniciativa ‘Defend Europe’ que, aunque fracasada, tenía por objetivo obstaculizar las misiones de rescate de las ONG en el Mediterráneo, poniendo en riesgo la vida de cientos de personas. Una actividad que, además de basarse en supuestos racistas, va contra el Derecho Internacional. La Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar establece la obligación de prestar ayuda a cualquier persona que “se encuentre en peligro en el mar”.

Defend Europe ataca además a los barcos que realizan trabajos de salvamento, que califica de “taxis” para las personas migrantes, y asegura que están coordinados con los traficantes de personas. También acusan a las mismas ONG, que patrullan millas para salvar vidas, de ser responsables de los ahogamientos de quienes perecen en el intento de alcanzar Europa, huyendo de la guerra, la persecución, la violencia, el hambre, la miseria, precisamente porque no existen vías de llegada seguras, ni medios de salvamento suficientes. Ese mismo grupo decía que la del C-Star no era una operación racista, sino en defensa de la seguridad de los europeos.

Cartel propagandístico de Defend Europe.

El anfitrión, Mario Borghezioha, además de hacer comentarios islamófobos, ha defendido en el Parlamento Europeo opiniones similares. En un debate sobre la situación en el Mediterráneo, el eurodiputado de Lega Nord pidió cesar las operaciones europeas en el mar porque “hablamos de salvar vidas” pero, según Borghezio, estos barcos son “una fuente de tracción de migrantes”. El italiano es además firme defensor de la durísima política migratoria australiana y, como sus colegas de ‘Defend Europe’, no duda en ligar migración y terrorismo, a pesar de que todos los atentados cometidos en la UE fueron perpetrados por europeos.

Estos antecedentes de discurso xenófobo y de odio tanto del invitado como del eurodiputado no parecen haber sido suficientes para que el Parlamento Europeo frene la organización del evento. Los eurodiputados, aseguran fuentes institucionales, son libres de organizar la rueda de prensa que quieran, con los invitados que les parezca y sobre el tema que consideren, siempre y cuando uno de ellos esté presente. Esa es la única condición. En esto, aseguran las mismas fuentes, la libertad de expresión prevalece. “Otra cosa es en el hemiciclo”, subrayan. El reglamento de la Eurocámara, que fue modificado el pasado año, establece en su artículo 11, que “en los debates parlamentarios, los diputados se abstendrán de adoptar un lenguaje o un comportamiento difamatorio, racista o xenófobo, así como de desplegar pancartas o carteles”. Fuera de los debates, esas mismas normas no se aplican.

Sin noticias del presidente

Ante el anuncio de la rueda de prensa, la eurodiputada italiana Barbara Spinelli envió una carta al presidente del Parlamento Europeo, el también italiano Antonio Tajani. En ella, Spinelli detalla las acciones de ‘Defend Europe’ para tratar de interrumpir y dificultar las misiones de rescate de organizaciones como la española Proactiva Open Arms, SOS-Méditerranée o Médicos Sin Fronteras, organizaciones todas de reconocido prestigio internacional. “No creemos que el Parlamento Europeo deba permitir dentro de sus instalaciones la invitación de un individuo cuyas acciones pretenden violar abiertamente el Derecho Europeo e Internacional y que pertenece a una agrupación internacional abiertamente supremacista de la extrema derecha”, defiende en su carta la representante italiana. “Por lo tanto, exigimos la retirada inmediata de la autorización para permitir que cualquier sala de la Eurocámara albergue dicho evento”, concluye Spinelli.

Antonio Tajani no ha contestado aún a la carta, aunque está previsto que lo haga mañana, según la oficina de la eurodiputada italiana. Público ha tratado sin éxito que el gabinete del presidente se expresara al respecto. Sin embargo, fuentes cercanas a Tajani, replicaron que si no viola las normas no se puede prohibir la organización de una rueda de prensa “solo porque no te guste lo que se diga en ella”, en referencia a la misiva de Spinelli.