Público
Público

La Eurocámara aprueba crear listas negras de banqueros

La UE impondrá límites a sus primas y además exigirá nuevos requisitos de capital para blindar la banca europea ante futuras crisis

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Eurocámara ha aprobado este martes una normativa que introducirá listas negras de banqueros e impondrá límites a sus primas. A partir de ahora la UE exigirá nuevos requisitos de capital para blindar la banca europea ante futuras crisis. En el caso del incumplimiento de estas obligaciones, se publicará una lista pública de sanciones así como multas de hasta 5 millones de euros para las personas físicas responsables.

La escasez de capital de los bancos provocó que muchos de ellos no tuvieran fondos suficientes para hacer frente a la crisis financiera y tuvieran que ser rescatados con dinero público. Es por eso que las nuevas normas adaptan a la legislación comunitaria y a más de 8.300 bancos europeos, las normas del acuerdo internacional de solvencia bancaria Basilea III. Estas leyes exigirán a la banca tener un coeficiente mínimo de capital ordinario del 4,5% de los activos ponderados por riesgo, un capital de máxima calidad del 6% y un capital total del 8%, entre otros requisitos de capital.

Por otra parte, los ejecutivos de la banca europea, cuyas primas hasta ahora no tenían techo establecido en la ley, no podrán recibir primas superiores a un sueldo fijo anual, o dos veces esa cantidad si cuentan con la luz verde de la mayoría de accionistas.

Será necesario un quórum de al menos el 66% de los accionistas tenedores del 50% de los títulos representados, o el 75% de los votos si no se reúne este porcentaje. Hasta el 25% de la remuneración variable tendrá que consistir en instrumentos financieros diferidos a más de cinco años.

Igualmente, las nuevas normas impondrán nuevos requisitos de transparencia, porque tendrán que publicar los beneficios e ingresos, los impuestos que pagan, los subsidios que reciben país por país y el número de empleados que tienen. En ese espíritu se establecen duras sanciones contra las entidades y los banqueros que no cumplan con la nueva regulación bancaria, aunque su detalle y ejecución queda en manos de los Estados miembros.

'Sabremos qué bancos pagan su justa cuota de impuestos y dónde y se tendrá que verificar durante el proceso de selección en una lista negra de banqueros si éstos son aptos y competentes o si han sido sancionados por malos comportamientos en el pasado', señaló la presidenta de la Comisión de Asuntos Económicos, Sharon Bowles.

En concreto, se establecen algunos 'mínimos' punitivos en la directiva como 'una declaración pública que indique la persona física o jurídica y la naturaleza de la infracción'. Si el infractor es un banco, como persona jurídica se prevé 'la revocación de la autorización de la entidad' así como 'sanciones pecuniarias administrativas de hasta el 10% de su volumen de negocios total en el ejercicio anterior'.

En el caso de las personas físicas, se prevé 'la imposición de una prohibición temporal de ejercer funciones en entidades a alguno de los miembros del órgano de dirección de la entidad o a cualquier otra persona física que se considere responsable' y multas 'de hasta 5 millones de euros, o, en los Estados miembros en los que el euro no es la moneda oficial, el valor correspondiente en la moneda nacional'. Para que la directiva pueda entrar en vigor el 1 de enero de 2014, el Consejo de Ministros tendrá que aprobarla formalmente.

Para el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, la directiva 'pondrá fin a la cultura de primas excesivas' que alentaron las prácticas de riesgos peligrosos para generar ganancias a corto plazo y se 'creará un sector financiero dinámico y responsable'.

El comisario responsable del dossier, Michel Barnier, aseguró por su parte que el nuevo marco legal reforzará la solidez de los bancos y su capacidad de gestionar correctamente los riesgos asociados con sus actividades y de absorber las pérdidas de sus operaciones'.