Público
Público

El Europarlamento veta el presupuesto de la UE por los recortes sociales

Los eurodiputados piden a los gobiernos que mantengan las partidas  para Erasmus y para las políticas que fomenten el empleo.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Parlamento Europeo ha rechazado este martes el presupuesto para 2013, de 132.700 millones de euros para la Unión Europea, que propuso el Consejo Europeo (los gobiernos de la UE),  por los recortes que plantea en materia social y ayudas para las regiones. La Comisión Europea ha propuesto aumentar el gasto un 6,8%, lo que supondría ampliar a 137.920 milones de euros el presupuesto para el próximo año, de modo que materias relacionadas con investigación, educación, creación de empleo y servicios sociales puedan seguir siendo atendidas, una propuesta a la que se ha unido la Eurocámara.

Con una mayoría con 492 votos a favor, 123 votos en contra y 82 abstenciones, los eurodiputados han pedido a los 27 países de la unión europea que rechacen el recorte propuesto por el Consejo en julio. También han advertido que el “abandono” de algunas políticas europeas “no es la solución” y aseguran que se pone en riesgo políticas “cruciales para relanzar la economía”, según han anunciado en rueda de prensa. Se abre ahora un periodo de negociación entre las instituciones europeas (el Parlamento, el Consejo y la Comisión) para tratar de sacar adelante el presupuesto.

Los eurodiputados recuerdan que “las medidas adoptadas desde el 2008 no han puesto fin a la crisis económica y financiera” y reclaman por ello un presupuesto comunitario “fuerte” dirigido a aumentar la competitividad, las pymes, las infraestructuras, la investigación y la innovación. Concretamente, la Comisión cifra en 423 millones de euros el gasto extra que necesitaría para programas de investigación. El incumplimiento de los pagos que cubriría este dinero supondría posponer el inicio de proyectos “esenciales” para la competitividad futura de Europa en “un mundo globalizado”, señalan. Según ha asegurado el eurodiputado conservador francés Alain Lamassoure, España podría perder hasta 900 millones de euros este año en ayudas regionales y Grecia 600 millones. Las políticas de cohesión y de desarrollo rural son las que más dinero reclaman, puesto que destinarían 8.300 millones de euros en pagos suplementarios.

Los fondos afectados están vinculados tambien a programas como el Erasmus Mundus y el Fondo Social. Concretamente, se necesitarían 90 millones de euros adicionales para el programa Erasmus si no se quieren ver reducidas las plazas que se ofrecen a los estudiantes o disminuir la cuantía de las becas, una medida que afectará “sobre todo a los estudiantes procedentes de los medios menos favorecidos”, critica el Parlamento en un comunicado.

La Eurocámara comenzará el periodo de conciliación con el Consejo europeo el 26 de octubre y tendrán hasta el 9 de noviembre para presentar un acuerdo sobre el presupuesto de 2013. En la rueda de prensa, los portavoces de la Eurocámara han asegurado que existirá una “intensa cooperación entre los ponentes” para debatir sobre este recorte que han rechazado mayoritariamente los eurodiputados, y  han anunciado que no está previsto no llegar a un acuerdo, dado que si no lo consiguen podría suponer el veto del presupuesto para 2013 propuesto por el Consejo.

En caso de que el Consejo proponga recortes, los diputados piden que se determinen “clara y públicamente cuáles son las prioridades o proyectos políticos que deben abandonarse por completo”. En un comunicado, la Eurocámara alerta de que si la UE “no pone dinero encima de la mesa” no se podrán llevar a cabo los objetivos propuestos y se traducirá en “la pérdida de legitimidad de cara a nuestros ciudadanos y socios internacionales”.