Público
Público

Un 'ex número dos' de Gadafi se une al bando rebelde

Los insurgentes afirman controlar las principales fuentes de energía de Trípoli. Gadafi podría estar preparando su huida

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los rebeldes libios han anunciado haber tomado el control de la terminal petrolera de Brega, en el este del país, y de la refinería de Zauiya, en el oeste, con lo que se han hecho con las principales fuentes de energía del régimen, indicaron hoy a Efe fuentes de los insurgentes.

La toma de la refinería de Zauiya, a unos 50 kilómetros al oeste de la capital libia, constituye el último éxito logrado por los insurgentes sobre el terreno. Esta refinería produce unos 120.000 barriles diarios de crudo y es actualmente el principal proveedor de carburante para Trípoli.

La semana pasada, los rebeldes tomaron el control de parte de la ciudad y sobre todo la ruta que comunica con la frontera de Túnez, con lo que cortaron las vías de aprovisionamiento del Gobierno libios.

Abdessalam Jalloud, ex 'número dos' de Gadafi, entre 1969 y 1993, ha desertado y se encuentra en la localidad de Zintan, controlada por los rebeldes, desde donde emitirá un comunicado público en el que informará que se une a la revolución, según ha informado el diario británico The Telegraph. Algunas informaciones apuntan a que Jalloud podría haber abandonado Zintan de camino a Europa.

'Esto es una gran noticia. Ha declarado que trabajará con la revolución', han afirmado fuentes rebeldes. Jalloud se ha unido al éxodo diario de centenares de tripolitanos que han huido de la capital y ha llegado a la zona rebelde, donde ha mostrado su apoyo a la revuelta contra Gadafi.

Según afirma la cadena NBC de televisión, que cita como fuente a funcionarios del gobierno de Estados Unidos, el caudillo se estaría preparando para huir de su país en los próximos días.

'Los informes indican que (Gadafi) podría irse a Túnez donde es posible que se le otorgue asilo', añadió NBC. Esta semana el jefe del Pentágono, Leon Panetta, afirmó que 'las fuerzas de Gadafi están debilitadas' y que los días del caudillo al frente de su régimen parecen contados.