Público
Público

Un ex senador argentino se quita la vida

José Genoud tenía cáncer de garganta y se enfrentaba a un juicio por sobornos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

'Que se rompa pero que no se doble'. Leandro N. Alem, el padre de la frase y fundador de la Unión Cívica Radical, se pegó un tiro en la sien en 1896, motivado por cuestiones políticas. El jueves por la noche, otro radical, José Genoud, se suicidó en su casa en la provincia de Mendoza.

Genoud, de 61 años, tenía un cáncer de garganta y debía enfrentarse a un juicio por cohecho en una causa de sobornos para aprobar la ley de Reforma Laboral en 2000. 'No se disparó en la cabeza como dijo la Policía, sino que tenía dos disparos en el corazón', explicó Nelson Reinoso, su ex secretario.'Me llamó al móvil a las 22.41 y me comunicó la intención de suicidarse. Me contó los motivos, que son de índole personal. Estaba muy alterado, muy triste. Traté de pararlo. No fue el cáncer la causa. Recibió una noticia que le hirió mortalmente el corazón', relató Reinoso, 'amigo, hermano y confidente' de Genoud.

Su sucesor al frente de la bancada radical, Ernesto Sanz, discrepó de Reinoso. 'Todos suponemos que esta decisión tiene que ver con su estado de ánimo o su situación psíquica fruto de ese episodio (los sobornos)', opinó.

Abogado de profesión, casado y padre de tres hijos, Genoud comenzó a militar en el radicalismo en los años setenta. Entre 1992 y 1999 presidió el bloque de senadores de la UCR, y en diciembre de ese año, tras el triunfo presidencial de la Alianza (entre la UCR y el Frente País Solidario), asumió el cargo de presidente provisional del Senado. Retirada de la vida políticaDesde su máximo escalafón fue denunciado como uno de los principales responsables de los sobres con dinero recibidos por los senadores para aprobar una ley de flexibilidad laboral impulsada por el Gobierno de Fernando De la Rúa.

El escándalo acabó por romper la alianza. 'Yo no recibí un solo peso', dijo más de una vez. Entonces, comenzó a alejarse progresivamente de la vida política y se dedicó a trabajar en su estudio jurídico. El juicio por las coimas (sobornos), próximo a comenzar, no lo tendrá en el estrado.