Público
Público

Fini desafía el liderazgo de Berlusconi y crea su partido

El dirigente expulsado del gubernamental PdL se niega a dimitir como presidente de la Cámara

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Un día después de que la alianza que aupó al primer ministro Silvio Berlusconi al poder en Italia se haya resquebrajado de forma irreparable, Il Cavaliere se enfrenta a una crisis de liderazgo y de Gobierno. Berlusconi expulsó hoy de su partido, Pueblo de la Libertad (PdL), a su cofundador Gianfranco Fini, al que acusa de ser un traidor que ha intentado infligir 'una muerte lenta' a la formación. También le instó a que abandonara su cargo como presidente de la Cámara de los Diputados, propuesta que fue rechazada por Fini, quien acusó a su ex socio de tener un 'concepto empresarial' del Estado y una concepción 'antiliberal de la democracia'.

Las rencillas entre ambos líderes se han ido agrandando en los últimos meses hasta convertirse en un abismo que ha terminado por dividir definitivamente a la derecha italiana. La expulsión de Fini ha llevado a los diputados que le son leales, los llamados finianos, a anunciar su escisión del PdL y la formación de un nuevo partido bautizado con el nombre Futuro y Libertad para Italia, que formalizó hoy su inscripción y al que ya se han adherido, según informaron sus promotores, 34 diputados y diez senadores.

Fini acusa al primer ministro de ver el Estado como una empresa

Esta separación se ha desencadenado sólo 16 meses después de la fundación del PdL, surgido de la fusión de Forza Italia de Berlusconi y la Alianza Nacional del ex neofascista Fini. La ruptura en el seno del PdL deja a Berlusconi en una posición delicada al perder la mayoría absoluta de la que gozaba en el Parlamento, lo que podría llevar a su Gobierno a una situación de bloqueo.

Hasta ahora la coalición en el poder contaba con 344 de los 630 diputados. La salida de los finianos puede condicionar en el futuro la acción del Gobierno al dejarle en minoría en la Cámara Baja. En el Senado, sin embargo, el PdL mantendrá su mayoría absoluta.

Fini, en una multitudiaria rueda de prensa celebrada 18 horas después de ser expulsado, afirmó que no dimitirá de su cargo porque se trata de un puesto institucional —el tercero del Estado, tras el presidente de la República y el titular del Senado— y su misión es garantizar el funcionamiento del Parlamento.

Il Cavaliere' asegura que se siente «liberado» como cuando se divorció

Sobre la creación de su nuevo partido, Libertad y Futuro para Italia, el derechista Fini manifestó que este grupo está formado por 'hombres y mujeres libres que apoyarán lealmente al Gobierno cada vez que tome medidas incluidas en el programa electoral y se opondrán si las decisiones son injustamente lesivas para el interés general'. Berlusconi, por su parte, aseguró haberse 'quitado un peso de encima' y sentirse 'liberado' como cuando se divorció de Verónica Lario, según varios medios italianos.

El líder de la oposición, Pier Luigi Bersani, cabeza del Partido Democrático Italiano, dijo que Berlusconi debería admitir que su Gobierno está sumido en una grave crisis y comparecer ante el Parlamento.

Según algunos medios, Berlusconi dijo a sus colaboradores que, si el número de escisiones era suficiente como para 'complicar la vida' al Gobierno, preferiría que se convocasen elecciones anticipadas porque cree que el PdL podrá seguir funcionando sin el apoyo de Fini.

Otra posibilidad, si la situación se torna muy inestable, consistiría en que el presidente de la República, Giorgio Napolitano, nombrase un Gobierno interino hasta la convocatoria de nuevas elecciones. Napolitano apeló en un comunicado a la 'necesidad de salvaguardar la continuidad de la vida institucional' por el interés general del país y consideró apropiado permanecer ajeno a 'discusiones y decisiones internas de los partidos'.