Público
Público

Un fotógrafo de bodas muere al pedir a los novios que posasen con armas

El suceso tuvo lugar en Sicilia, después de que una de las armas se disparara por accidente alcanzándole la cabeza

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El fotógrafo de una boda celebrada en Sicilia murió accidentalmente de un disparo en la cabeza después de pedir a los novios que posaran con armas como parte de las celebraciones de su gran día, según ha revelaciones de la Policía italiana recogidas por el diario británico Daily Mail

Calogero Scimea, de 45 años de edad, recibió un disparo en la cabeza después de que una de las armas se disparara. Scimea murió en el acto, ante la mirada horrorizada de Valentina Anitra, la novia de 22 años y su novio, Ignazio Licodia, de 25, así como de los padres de ambos. 

La Policía ya les está interrogando, así como al resto de familiares que asistieron al enlace, en una iglesia de Altofonte, cercana a Palermo, en la isla de Sicilia. 

Los investigadores aseguraron que los padres del novio se enfrentan al cargo de homicidio por negligencia, en la medida en que la tragedia tuvo lugar en su casa. Sin embargo, los oficiales aseguran que tenían permiso de armas, por lo que su posesión era legal. Se trataba, según los expertos en balística, de rifles de caza que ya están siendo examinados. Aún así, la Policía considera que las armas no debían haber sido usadas por gente 'que no está acostumbrada a manejarlas y que no tiene experiencia'. 

'Por lo que hemos podido averiguar, el fotógrafo preguntó a los padres de los novios si tenían algún arma para usar como atrezzo para la instantánea y una de ellas se disparó, alcanzándole en la cabeza y matándole', ha declarado un portavoz policial. 'Estamos intentando establecer si el arma se disparó cuando la estaba manejando él o si fue cuando le estaban apuntando', ha agregado.

La mala suerte quiso que Scimea estuviera haciéndole un favor a otro fotógrafo que había sido originalmente contratado por los novios, pero que tuvo que cancelar su presencia al encontrarse indispuesto. Tras la tragedia, la boda fue inmediatamente cancelada.