Publicado: 27.09.2015 09:42 |Actualizado: 27.09.2015 18:55

Los cazas franceses han acabado con un campamento del Estado Islámico en Siria, según Hollande

El presidente galo explica que el Ejército francés ha empleado seis aviones de combate en su primer bombardeo en Siria, en el que asegura que no se han registrado bajas civiles.

Publicidad
Media: 3.67
Votos: 3
Comentarios:
Caza-bombarderos franceses. Foto: Departamento de Defensa de EEUU

Caza-bombarderos franceses. Foto: Departamento de Defensa de EEUU

PARÍS.-El presidente francés, François Hollande, ha anunciado este domingo que los primeros bombardeos efectuados por su país en Siria destruyeron "totalmente" un campamento del grupo yihadista Estado Islámico (EI) cerca de la localidad de Deir ez Zor.

Según Hollande, las Fuerzas Armadas francesas emplearon seis aviones de combate y durante la operación no se registraron bajas civiles. El jefe del Elíseo, en una comparecencia ante los periodistas en la sede de la ONU en Nueva York, sostuvo que Francia está actuando "en defensa propia" con el objetivo de impedir ataques terroristas y adelantó que podría haber nuevos bombardeos próximamente con ese mismo propósito.

"Puede haber otros ataques en las próximas semanas si fuese necesario, siempre con el mismo fin: identificar objetivos que corresponden a lugares de entrenamiento o sitios donde sabemos que el grupo terrorista Daesh (EI) puede amenazar la seguridad de nuestro país o preparar atentados", explicó.

Hollande detalló que el punto atacado en esta primera operación se identificó gracias a los vuelos de reconocimiento que Francia ha estado llevando a cabo en las últimas fechas y a información facilitada por la coalición internacional que actúa en la zona.



Hace 20 días, el presidente francés, François Hollande, adelantó que aviones franceses iban a realizar vuelos de reconocimiento para preparar eventuales ataques aéreos contra el EI en Siria. Desde hace un año, las fuerzas aéreas francesas ya operan contra el EI en Irak con cazas Rafale y Mirage 2000 y un contingente de más de 700 efectivos, pero en Siria se limitaban hasta ahora a enviar armas y equipos de telecomunicaciones a los rebeldes.

Hollande recordó que durante meses este grupo terrorista ha sido responsable de "terribles atrocidades", aunque señaló que la mayor parte de las víctimas del conflicto deben atribuirse al régimen del presidente sirio Bachar al Asad.

"La población civil debe ser protegida contra toda forma de violencia, la del EI y los otros grupos terroristas, pero también contra los bombardeos asesinos de (el presidente sirio) Bachar al Asad", dijo la Presidencia francesa.

Por ello, reiteró su apuesta por una transición que cumpla con los acuerdos de Ginebra, para la cual "Francia trabajará activamente con el conjunto de los actores implicados, en apoyo de los esfuerzos de Staffan De Mistura, enviado especial de Naciones Unidas para Siria".

Hollande defiende que están hablando "con todas las partes"

Francia está discutiendo una posible solución política al conflicto sirio con todas las partes y no excluye a nadie en ese proceso, aseguró hoy su presidente, François Hollande.

"El proceso requiere que todas las partes estén involucradas. Francia está hablando con todas ellas y no estamos excluyendo a nadie", dijo Hollande en la sede de las Naciones Unidas, en una declaración en la que detalló además los primeros bombardeos efectuados por su país contra posiciones del Estado Islámico (EI).

El presidente francés, sin embargo, dejó claro que sigue creyendo que "el futuro de Siria no puede ser con Bachar al Asad" e insistió en que el presidente sirio es "el principal responsable" de un conflicto que ha causado unas 250.000 víctimas.

Desde el inicio de la guerra siria, Francia ha sido uno de los países que más claramente se ha opuesto a que Al Asad continúe en el poder.

Sin embargo, el avance del yihadista EI ha hecho que varios países occidentales comiencen a cambiar su postura y que se considere la posibilidad de que Al Asad continúe como presidente al menos durante un tiempo si ello ayuda a poner fin al conflicto.

El líder sirio cuenta con el respaldo, entre otros, del presidente ruso, Vladímir Putin, que mañana tiene previsto abordar la situación en Oriente Medio con su homólogo estadounidense, Barack Obama.

El esperado encuentro tendrá lugar en los márgenes de la Asamblea General de las Naciones Unidas, donde los líderes internacionales buscarán acercar posturas para poner fin a la guerra en Siria y frenar a los yihadistas del EI.