Público
Público

Francia comienza a realizar importaciones inusuales de gasolina

La región de Normandia está siendo la más afectada por la escasez en las estaciones de servicio

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Francia se queda sin gasolina. Los efectos de las protestas y las prolongadas huelgas en el sector petrolero hacen mella y eso ha obligado al Gobierno galo a comenzar a realizar una serie de inusuales importaciones del combustible, según han declarado fuentes de la industria de transporte a Reuters.

De hecho, un petrolero descargó el sábado en un puerto de Rouen, al norte del país, un cargamento de 11.000 metros cúbicos de gasolina -entre 25.000 y 30.000 toneladas-. Asimismo, está previsto que otro petrolero arribe al mismo puerto el próximo miércoles con otros tantos 20.000 metros cúbicos, según señaló Alfred Soto, responsable de la empresa de importaciones de petróleo Distridyn.

'Estamos tratando de hacer todo lo que podemos para suministrar gasolina a Normandía e Ile-de-France (la región de París), que están afrontando una severa escasez de gasolina', ha explicado Soto.

La región de Normandía cerca de Rouen ha sido una de las más afectadas por la escasez en las estaciones de servicio debido a las huelgas en las refinerías francesas, que comenzaron a mediados de octubre contra los planes de reformas de las pensiones.

'Estamos tratando de hacer todo lo que podemos para suministrar gasolina'

Hoy, los trabajadores de de siete de las 12 refinerías del país han votado a favor de continuar con las protestas. Por su parte, la compañía Esso ha anunciado que los trabajadores de sus dos refinerías francesas, en Fos sur Mer, junto a Marsella, y en Gravenchon, junto a Nantes, habían votado el fin del paro.

La continuación de las protestas en las refinerías pueden ocasionar, según la Unión Francesa de Industrias Petroleras (UFIP), mayores problemas en el transporte que los de anteriores semanas.  Un portavoz de la UFIP puntualizó que 'tras la tensión de esta mañana', cuando se había hablado de que un tercio de las 12.300 estaciones de servicio del país estaban sin combustible, el porcentaje se había reducido a un 25%.

La razón es que los camioneros, que habían tenido que guardar descanso semanal el domingo, habían vuelto al trabajo y de nuevo aprovisionaban los tanques de las gasolineras. El portavoz también insistió en que el acceso a los alrededor de 200 depósitos de carburante que hay repartidos por el territorio francés estaba abierto tras las últimas operaciones policiales de desalojo de manifestantes.