Público
Público

Fuerzas especiales israelíes irrumpen en el centro comercial tomado por los terroristas islámicos

Se están produciendo tiroteos en el interior del edificio, en el que una treintena de personas llevan retenidas desde ayer. De momento se han contabilizado 68 víctimas mortales y 175 personas han resultado heridas por el atentado.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Las fuerzas especiales israelíes han entrado en el centro comercial de Nairobi asaltado ayer por la milicia fundamentalista islámica somalí Al Shabab, según han informado fuentes del dispositivo de seguridad.

Los agentes han lanzado esta operación para intentar liberar a la treintena de rehenes retenida desde ayer por el grupo radical en el interior del edificio, en el que han fallecido 68 personas y 175 han resultado heridas, de acuerdo con el último balance oficial. Según las citadas fuentes, se están produciendo tiroteos en el interior del centro comercial.

El presidente de Kenia, Uhuru Kenyatta, ha rechazado comentar los detalles de la operación que se está desarrollando para liberar a los rehenes. 'Dejemos a los profesionales que actúen de la mejor forma que saben y sin interferir para poder neutralizar la situación sin poner en peligro la vida de los rehenes', ha dicho a preguntas de los periodistas en una rueda de prensa ofrecida esta tarde.

El ministro del Interior keniano:'Quiero confirmar que hemos rescatado a más de mil personas'

Minutos antes de que se produjera la entrada de las fuerzas especiales, todas las ambulancias estacionadas en el centro de atención de heridos, instalado en un edificio religioso próximo, se han desplazado hacia el aparcamiento del Westgate, según ha podido comprobar EFE.

La cifra de rehenes ha sido conformada por el propio ministro keniano de Interior, Joseph Ole Lenku. El ataque dejó al menos 59 muertos y 175 heridos, según los últimos datos oficiales del gobierno de Uhuru Kenyatta.

'Quiero confirmar que hemos rescatado a más de mil personas', agregó Ole Lenku en declaraciones a la prensa en las inmediaciones del edificio sitiado. Según el ministro, hay una treintena de rehenes en el centro comercial, 'por eso -se justificó el ministro- la operación es muy delicada'. Asimismo, destacó que los autores del ataque fueron 'entre 10 y 15' personas.

Media docena de vehículos militares [entre ellos, tres tanquetas acorazadas y tres camiones militares]  fueron desplegados junto al lujoso y concurrido centro comercial Westgate, frecuentado de manera habitual por expatriados y la clase alta keniana. El Centro de Operaciones de Emergencia de Kenia (NDOCK, en su acrónimo inglés) aseguró en su cuenta de Twitter que 'se ha contenido a los pistoleros en un lugar, pero hay rehenes en otras zonas cercanas que no pueden acceder a la salida'. Asimismo, la fuente precisó que 'a las 06:00 hora local (03:00 hora GMT), el Ejército y las Fuerzas Especiales controlan la primera y la segunda planta de Westgate. Partes de la planta baja y el sótano siguen sin estar seguras'.

El Ejército ha alejado a la prensa de las inmediaciones del edificio. El Gobierno keniano y las agencias de emergencias están siendo cautos en extremo a la hora de revelar información sobre el suceso, so pretexto de que podría dar pistas a los radicales islámicos somalíes de Al Shabab, autores del ataque.

Partes de la planta baja y del sótano siguen sin estar seguras

No obstante, Ole Lenku aseguró que las autoridades kenianas tienen el control del circuito de seguridad del edificio y que saben dónde se hallan los atacantes, pero optó por no revelarlo 'por motivos de seguridad'.

Dos soldados kenianos heridos fueron evacuados hoy de citado centro comercial. Según pudo comprobar Efe, los dos militares se encontraban conscientes y ambos fueron vendados antes de ser trasladados a un hospital de la capital keniana.

Las televisiones kenianas mostraron imágenes de una mujer que ha logrado salir hoy sana y salva del edificio, tras haber estado allí retenida desde que comenzó el ataque, alrededor de las 13:00 hora local (10:00 hora GMT) de ayer. En declaraciones a la prensa local, la superviviente relató que se escondió debajo de un carrito de la compra.

El ataque comenzó alrededor de las 13:00 hora local (10:00 hora GMT) de ayer sábado, cuando una decena de miembros de Al Shabab irrumpieron en el centro comercial, lanzaron una granada en el interior y empezaron a disparar contra los numerosos compradores que se encontraban en el edificio.

Un sobrino del presidente de Kenya Uhuru Kenyatta falleció junto a su prometida en el asalto a un centro comercial de Nairobi por parte de la milicia islamista somalí Al Shabab, que se ha cobrado al menos 59 vidas.

David Cameron: Hay que prepararse 'para nuevas malas noticias''Mi sobrino y su prometida están entre quienes han muerto en este ataque', anunció hoy Kenyatta, en un discurso a la nación con motivo de este suceso, que continúa con los terroristas atrincherados con una treintena de rehenes en el interior del edificio.'Yo conocía personalmente a estas personas jóvenes y maravillosas', agregó el jefe del Estado, en referencia a su familiares muertos en la masacre.

El Ministerio de Asuntos Exteriores del Reino Unido ha confirmado que tres ciudadanos británicos están entre las víctimas mortales del asalto de este sábado.En un comunicado, el Foreign Office advirtió de que es 'probable' que aumente la cifra de fallecidos de nacionalidad británica a consecuencia del asalto, asumido por el grupo radical islámico somalí Al Shabab.

Por su parte, el jefe del Ejecutivo británico, David Cameron, consideró hoy, en declaraciones a la BBC, de 'terrible brutalidad' lo ocurrido y alertó de que, al tratarse de una situación 'que continúa' hay que prepararse 'para nuevas malas noticias'.

Desde octubre de 2011, cuando el Ejército de Kenia entró en Somalia como respuesta a una oleada de secuestros supuestamente obra de Al Shabab en el vecino territorio keniano, los radicales islámicos amenazaron a Kenia con represalias por esa iniciativa.

Desde entonces, se han registrado decenas de ataques en zonas fronterizas con Somalia, en la ciudad portuaria de Mombasa y en el propio Nairobi, que han dejado más de un centenar de víctimas hasta el momento.

La presencia de unidades israelíes desde hace horas permitía vaticinar el asalto, si bien fuentes de seguridad israelíes bajo condición de anonimato aseguraban en un principio que no se planteaban colaborar en el caso de que fuera necesaria una intervención para rescatar a los rehenes. 'Ningún israelí está involucrado en ningún tipo de incursión', atajaron estas fuentes, sin dar más detalles.

El centro comercial Westgate es uno de los lugares más frecuentados por los kenianos más pudientes y los extranjeros que residen en Nairobi, además uno de los centros comerciales más grandes de la capital y del país. Fue construido hace seis años, en el barrio de Westlands, uno de los más exclusivos de Nairobi, y se encuentra muy próximo a otro de los centros comerciales más populares de la ciudad y del mismo perfil, el centro comercial Sarit.

El Westgate es un símbolo de la floreciente prosperidad económica de Kenia y es propiedad también de inversores israelíes, razón por la que funcionarios estadounidenses advertían desde hace tiempo sobre el riesgo de atentados contra este lugar, según ha informado el diario estadounidense The New York Times.