Publicado: 29.07.2015 12:35 |Actualizado: 29.07.2015 19:12

El Gobierno afgano da por muerto al líder talibán, el mulá Omar

Una fuente de los talibanes niega la muerte de su jefe. Según la Agencia de Inteligencia de Kabul falleció hace dos años y cuatro meses en un hospital de Karachi

Publicidad
Media: 5
Votos: 1
Comentarios:
Fotografía sin fecha del mulá Omar. Una de las pocas imágenes difundidas sobre el jefe de los talibanes.

Fotografía sin fecha del mulá Omar. Una de las pocas imágenes difundidas sobre el jefe de los talibanes.

KABUL.- El mulá Omar murió hace dos años y cuatro meses en un hospital de la localidad paquistaní de Karachi. Así lo asegura el Gobierno de Afganistán, que este miércoles ha dado por muerto de forma oficial al considerado líder de los talibanes, en paradero desconocido desde 2001.

"El Gobierno de República Islámica de Afganistán, basándose en información creíble, confirma que el líder de los talibanes, el mulá Omar, murió en abril de 2013 en Pakistán", ha indicado el presidente de Afganistán, Ashraf Gani, en su cuenta de Twitter. 

Abdul Hassib Sediqi, el portavoz del del Directorio Nacional de Seguridad (NDS, por sus siglas en inglés), la Agencia de Inteligencia afgana, ha precisado que la muerte del líder insurgente ocurrió en un hospital de Karachi, al sur de Pakistán. "El mulá Omar estaba enfermo y fue hospitalizado hace dos años y cuatro meses en un hospital cercano a la ciudad de Karachi. Murió en el hospital, pero no sabemos si falleció por una enfermedad o por otro motivo", agregó.

"Teníamos esta información desde hace dos años, pero ahora es más fiable", agregó Sediqi, quien anunció que difundirá más información sobre la muerte del insurgente en los próximos días.

Los talibanes, de momento, no han pronunciado a través de ningún comunicado sobre la muerte de su líder. En sus cuentas de Twitter no han dicho nada y su página web no ha sido actualizada. Sin embargo, según Sky News, uno de sus portavoces sí que ha desmentido la noticia, adelantada esta mañana por la BBC. "Según mi información, sigue vivo y encabeza el movimiento", ha declarado Qari Yusef Ahmadi.



No es la primera vez que se da por muerto al líder talibán, quien no ha sido visto en público desde la invasión estadounidense en 2001. En otras ocasiones los insurgentes desmintieron las informaciones rápidamente. Incluso el pasado mes de abril publicaron la primera biografía oficial del mulá Omar, desmintiendo su muerte en un insólito gesto.

El grupo insurgente Fidai Mahaz, escindido de los talibanes, publicó el jueves pasado en su página web un comunicado en el que el líder de la formación, Qari Hamza, aseguraba que el mulá Omar fue "martirizado" hace dos años.

Poco después, Mujahid negó la muerte de su líder. "Estos son los rumores habituales de los invasores y sus marionetas, que intentan de esa forma localizar y rastrear a nuestro líder, pero somos muy conscientes de esa conspiración del enemigo y no haremos nada inusual para ayudarle", aseguró entonces el portavoz.

La confirmación del fallecimiento se produce en pleno acercamiento entre el Gobierno afgano y el grupo insurgente tras más de trece años de guerra. En un comunicado al respecto del deceso, el Gobierno de Afganistán destacó que "el terreno para las conversaciones de paz está más allanado que antes" y, por ello, pidió "a todos los grupos opositores armados que aprovechen la oportunidad para unirse al proceso de paz". El Gobierno y representantes talibanes mantuvieron el 7 de julio en Pakistán su primera reunión oficial, tras encuentros informales en Qatar y Noruega en meses anteriores, y se prevé que en los próximos días se produzca una segunda reunión.