Público
Público

El Gobierno de Berlusconi afloja la mordaza

Permitirá la publicación de escuchas consideradas "relevantes" por jueces y fiscales

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El gobierno que preside Silvio Berlusconi presentó hoy una enmienda a su polémico proyecto de ley sobre las interceptaciones telefónicas en investigaciones oficiales, la llamada 'ley mordaza', por la que se permite que se publiquen las escuchas consideradas 'relevantes'.

El subsecretario de Justicia, Giacomo Caliendo, ha sido el encargado de publicar la enmienda gubernamental. El sector más crítico con Berlusconi dentro de su propio partido, el Pueblo de la Libertad (PDL), ha reconocido el anuncio como una victoria propia y como la materialización de la 'caída de la mordaza'.

'Ha sucedido una cosa normal. Ha habido diálogo, debate, también encendido, pero habíamos pedido al gobierno que viniera a trabajar al parlamento y hemos ganado nosotros. Nosotros, los 'finianos', trabajamos para que el Parlamento tenga esta relevancia', comentó Maria Grazia Siliquini, del PDL y miembro de la Comisión de Justicia del Parlamento, en declaraciones que recogen los medios italianos.

Según se puede leer en el texto de la enmienda a la norma, que actualmente tramita la Cámara de los Diputados tras su aprobación en el Senado el pasado 10 de junio , 'la obligación del secreto para las escuchas cae cada vez que se valore su relevancia'.

La introducción de esta enmienda en el texto, que el próximo 29 de julio llega al pleno de la Cámara Baja, supondría una rebaja muy considerable de los efectos de la norma, que limita el uso y difusión de las escuchas telefónicas en investigaciones oficiales y que la Federación de la Prensa de Italia (FNSI) ha calificado de 'lesiva' contra el derecho a la información.

Los jueces y fiscales podrán decidir si una escucha es relevante o no -y entonces abrir las puertas a su publicación en los medios de comunicación, incluso en la forma de resumen del contenido- durante la llamada 'audiencia-filtro', que tiene lugar en la fase de la investigación preliminar de un caso.

Las interceptaciones, cuya difusión antes de la primera vista previa prohibía el texto que salió del Senado, podrán ser además transcritas bajo orden de las autoridades judiciales antes de la 'audiencia-filtro', en el caso en el que se necesiten emitir nuevas órdenes de detención o de registro.

En la enmienda se indican asimismo los modos técnicos para seleccionar las escuchas relevantes y se establece la prohibición de transcribir parte de conversaciones que impliquen a hechos, circunstancias o personas ajenas a las investigaciones.

Esta enmienda parece poner fin al último motivo de división interna dentro del partido de Berlusconi, que hicieron sonar campanas de una escisión en la formación, ya que Fini y su entorno habían expresado en reiteradas ocasiones su desacuerdo con el texto que salió del Senado y que promovió su propio gobierno.

La llamada 'ley mordaza', que motivó una huelga de periodistas el pasado 9 de julio, prevé condenas de hasta 30 días de cárcel o sanciones de hasta 10.000 euros para los informadores que publiquen durante las investigaciones escuchas no autorizadas. También fija multas de entre 300.000 y 450.000 euros para los responsables de medios que las difundan.