Público
Público

El Gobierno y la oposición de Kenia firman la paz

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente de Kenia, Mwai Kibaki, y el líder de la oposición, Raila Odinga, firmaron ayer un acuerdo para poner fin a la crisis de violencia que estalló tras las elecciones de diciembre y que se ha cobrado un millar de vidas.

"La noticia es fabulosa, hemos logrado el puesto de primer ministro y la mitad de los ministerios del Gobierno", dijo a Público por teléfono el portavoz de Odinga, Salim Lone.
"La Constitución será enmendada para incorporar los cambios, así el presidente no podrá cambiar de opinión dentro de un tiempo", añadió .

El acuerdo crea un Gobierno de coalición y su composición tendrá que tener en cuenta las fuerzas parlamentarias de cada miembro. El primer ministro, que tendrá "autoridad para coordinar y supervisar la ejecución de las funciones del Gobierno", pertenecerá a la mayoría parlamentaria -que tiene el partido de Odinga- y sólo podrá ser destituido mediante una moción de censura de la Cámara.

"Este consenso fue necesario para la supervivencia del país", afirmó el ex secretario general de la ONU, Kofi Annan, cuya mediación de un mes hizo posible el acuerdo.
"Se ha abierto -estimó Odinga- un nuevo capítulo de nuestra historia. Hemos pasado de la confrontación al inicio de la cooperación". Odinga y Kibaki ya formaron parte del mismo Gobierno en 2002, cuando la coalición de la que ambos formaban parte venció en las urnas al partido que llevaba en el poder desde la independencia en 1963.

Promesa inclumpida

Pero Kibaki expulsó a Odinga y sus seguidores del Ejecutivo cuando estos se opusieron a una reforma constitucional que mantenía intactos los enormes poderes del presidente. Odinga siempre mantuvo que Kibaki le había prometido en 2002 el puesto de primer ministro y había incumplido su compromiso.

Al final, la enmienda constitucional que creará el puesto será aprobada por el Parlamento en los próximos días.

Más de 1.000 personas murieron y 350.000 resultaron desplazadas por la violencia posterior a las elecciones del 27 de diciembre, en la que se confirmó en la Presidencia a Kibaki pese a las denuncias de irregularidades de la oposición y los observadores locales e internacionales.

Concluido el acuerdo político, la mediación abordará una reforma constitucional completa y la reforma de la gestión de la tierra.