Público
Público

Grecia planta cara a la Troika y se niega a aplicar un recorte adicional de 2.000 millones

"Si quieren evitar que Grecia se hunda los acreedores tienen que entender que hemos llegado a nuestro límite", afirma el Gobierno

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Gobierno griego ha dicho basta a las exigencias y condiciones de la Troika (Banco Central Europeo, Comisión Europea y Fondo Monetario Internacional) y rechaza categóricamente un ahorro adicional de 2.000 millones de euros, como plantean los acreedores para el próximo año.

'No habrá nuevas medidas. Hemos conseguido un superávit primario con mucho esfuerzo y enormes sacrificios por parte de la sociedad', dijo este jueves el ministro para la Reforma Administrativa, Kiriakos Mitsotakis en declaraciones a la cadena de televisión privada Mega.

El ministro recalcó que el Gobierno 'ha dado pruebas de seriedad y de su voluntad de hacer reformas reales', y descartó que el Parlamento pueda dar su aprobación a un nuevo paquete de recortes.

Más dramática fue aún la advertencia formulada por la hermana de Mitsotakis, la también diputada conservadora y exministra de Asuntos Exteriores Dora Bakoyianni.

'Si quieren evitar que Grecia se hunda los acreedores tienen que entender que hemos llegado a nuestro límite', señaló Bakoyianni hoy en declaraciones a la cadena privada 'Skai'.

El ministro de Sanidad, Adonis Yeoryiadis, aún fue más lejos al advertir este miércoles que si se obliga al Gobierno a aprobar nuevas medidas, habrá nuevamente elecciones anticipadas.

El ministro de Sanidad afirma que si se obliga al Gobierno a aprobar nuevas medidas, habrá nuevamente elecciones anticipadas

Los tres políticos conservadores aludieron con ello a las nuevas exigencias presentadas por la Troika, que parte de que el ahorro de 4.000 millones de euros previsto en los presupuestos generales del Estado griego para 2014 será insuficiente para cubrir el déficit de financiación.

El propio ministro de Finanzas, Yannis Sturnaras, ha hablado repetidamente de una brecha financiera de en torno a 5.000 millones en 2014 y de un total de unos 10.500 millones de euros hasta finales de 2016.

Según informaciones del portal informativo in.gr, el Gobierno dirigido por el conservador Andonis Samarás quiere convencer a la Troika formada por el Fondo Monetario Internacional, el Banco Central Europeo y la Comisión Europea que el déficit podrá cubrirse mediante el previsible aumento de la recaudación fiscal en 2014.

El Gobierno espera que esta mejora de los ingresos fiscales será factible porque la economía crecerá por primera vez tras seis años de recesión consecutiva, en previsiblemente un 0,6% del PIB.

Sturnaras ha asegurado que se buscarán las fórmulas necesarias en diciembre y que en estos momentos están todas las opciones sobre la mesa, con excepción de recortes 'horizontales' a salarios y pensiones.

Para noviembre esta prevista la siguiente etapa de negociaciones con la Troika.