Público
Público

La hija de Berta Cáceres será recibida por la presidenta del Parlament y la alcaldesa de Barcelona

Carme Forcadell y Ada Colau se reunirán con Berta Zúñiga Cáceres el próximo lunes tras varios encuentros con representantes europeos. “La visita a Europa me ha abierto una ventana de esperanza”, cuenta a 'Público'.

Publicidad
Media: 4.10
Votos: 10
Comentarios:

Berta Zúñiga Cáceres (derecha), en el acto de este sábado en Nou Barris. L. SAFONT.

BARCELONA. La hija de la reconocida activista hondureña asesinada hace cerca de dos meses, Berta Cáceres, ha llegado este sábado a Barcelona tras varios días de encuentros con autoridades políticas y civiles de distintas ciudades europeas. Durante el concierto homenaje organizado por la Plataforma Berta Vive de Catalunya durante la tarde del sábado en Nou Barris, la también activista Berta Zúñiga Cáceres ha anunciado a Público que se reunirá el próximo lunes con la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, y con los distintos grupos parlamentarios catalanes. Horas después, lo hará con la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, y su equipo de gobierno. El objetivo de los encuentros será el mismo que ha ido reclamando estos días en Europa: apoyo político contra la impunidad de los crímenes de activistas defensores del medio ambiente en Honduras.

Honduras tiene el mayor porcentaje de asesinatos de activistas del medio ambiente: 111 homicidios entre 2002 y 2014, según la ONG Global Witness

Berta Zúñiga Cáceres ha viajado desde su tierra natal hasta el continente europeo acompañada de otros miembros del Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas (COPINH), del que su madre era fundadora y coordinadora, para involucrar a las instituciones europeas en la resolución del crimen de su madre y adquirir compromisos europeos en la lucha de la plataforma para paralizar el proyecto hidroeléctrico de Agua Zarca, al que se estaba enfrentando Berta Cáceres antes de ser asesinada. “La visita a Europa me ha abierto una ventana de esperanza”, ha declarado Zúñiga Cáceres tras los viajes a Bélgica, Holanda, Alemania y Finlandia.

“Lo más importante es que el Parlamento Europeo ha aprobado una resolución de urgencia por la que se insta a garantizar un proceso transparente en la investigación del asesinato de mi madre, y que la Comisión Europea se ha ofrecido a financiar una investigación independiente a través de la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos (CIDH)”, ha detallado sobre los logros asumidos en Bruselas. Algo poco habitual es que la resolución de urgencia ha sido respaldada de forma unánime por todos los grupos parlamentarios, aunque Zúñiga Cáceres ha reconocido que los partidos de la izquierda europea denuncian desde hace años el golpe de Estado (2009) “como la semilla de lo que ahora ocurre en Honduras”. El país centroamericano tiene el mayor porcentaje de asesinatos de activistas del medio ambiente, 111 homicidios entre 2002 y 2014, según datos de la ONG Global Witness.

Imagen del evento de este sábado en apoyo a Zúñiga Cáceres. L. SAFONT

Controlar a los bancos europeos

Zúñiga Cáceres ha destacado que muchos representantes europeos pusieron en cuestión el poder las instituciones de la UE “para poner límites a los bancos europeos que invierten en empresas que vulneran los derechos humanos” en otros territorios, como la empresa hondureña DESA que se encarga de la construcción del proyecto Agua Zarca y sobre la que Zúñiga Cáceres posa la responsabilidad de la muerte de su madre.

Zúñiga Cáceres: “Hay mucha presión sobre los gobiernos holandés y finlandés porque financian el banco FMO y podrían estar vinculados al homicidio de mi madre”

Dicha empresa está financiada por el Banco de Desarrollo Holandés (FMO) y, por ello, la hija de Berta Cáceres aprovechó para reunirse con las autoridades de la entidad y otros políticos holandeses para exigir “una suspensión definitiva” de los fondos del banco a la empresa DESA. Sin embargo, por mucho que los miembros del COPINH evidenciaran que la lucha contra el proyecto hidroeléctrico de la empresa ha costado ya la vida a cinco activistas -la última Berta Cáceres-, el banco “sigue desentendiéndose de la demanda”. “Hay mucha presión sobre los gobiernos holandés y finlandés porque financian el banco FMO y podrían estar vinculados al homicidio de mi madre”, alerta Zúñiga Cáceres.

Las empresas alemanas Siemens y Voith también han sido denunciadas estos días por los miembros del COPINH por invertir en el proyecto de Agua Zarca, aunque no es la primera vez que el grupo de activistas reclama a estas empresas la suspensión de la inversión en un proyecto que atenta contra los derechos de la comunidad indígena. “Todo el daño que ha instalado el proyecto hidroeléctrico ya no puede revertirse, pero insistimos a las autoridades holandesas y finlandesas en que suspendan los fondos de los bancos”, ha reclamado.

Las peticiones a las autoridades catalanas

"Mi madre ha trascendido su muerte, ha permitido que se nos abrieran muchas puertas. La indignación mundial con su asesinato ha sido muy importante”

Tras el periplo europeo, la primera ciudad española a la que acude la hija de Berta Cáceres es Barcelona. Las demandas que piensa trasladar al gobierno municipal y a los distintos grupos parlamentarios catalanes son: apoyo político para que el gobierno de Honduras acepte una investigación independiente liderada por la CIDH del crimen de su madre, presionar a los bancos europeos para que dejen de financiar proyectos contrarios a los derechos humanos y alertar sobre la violación de derechos humanos en Honduras.

Además de estas recepciones, el próximo lunes Berta Zúñiga Cáceres participará en un acto público en el Centro Cultural del Born donde se le hará entrega del premio de Derechos Humanos Joan Alsina de la Casa América en reconocimiento a la lucha de su madre. “Ella ha trascendido su muerte, ha permitido que se nos abrieran muchas puertas. La indignación mundial con su asesinato ha sido muy importante”, termina de explicar con mucha esperanza en sus palabras.