Público
Público

Hollande traslada a Obama su "profundo malestar" por el espionaje

El expresidente de México, Felipe Calderón, quien también fue espiado por Estados Unidos, protesta "enérgicamente"  y denuncia "el agravio" a México

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente de Francia, François Hollande, trasladó a última hora del lunes a su homólogo estadounidense, Barack Obama, su 'profundo malestar' por el supuesto el supuesto espionaje de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) norteamericana a ciudadanos galos, una práctica que ha tachado de 'inaceptable'.

Hollande mostró su 'profundo malestar' por una vigilancia que considera 'inaceptable entre aliados y amigos', toda vez que 'atenta contra la vida privada de ciudadanos franceses'. El presidente francés pidió 'explicaciones' y acceso a las informaciones que pueda seguir filtrando el excontratista de la NSA Edward Snowden.

Asimismo, Hollande subrayó que este tipo de actividades deben contar con un 'marco bilateral y servir eficazmente a la única lucha que vale, la lucha contra el terrorismo', según informó el Elíseo en un comunicado.

La Casa Blanca, por su parte, afirmó en una nota que Francia y Estados Unidos son 'amigos y aliados' y, como tal, mantienen una 'estrecha relación de trabajo en un amplio abanico de asuntos, incluidas cuestiones de seguridad e Inteligencia'.

Por este motivo, Hollande y Obama analizaron las 'recientes revelaciones' sobre el presunto espionaje de la NSA. Algunas de estas informaciones 'distorsionan' las actividades de los servicios de vigilancia, según la Presidencia norteamericana, que no obstante también ha admitido que otras pueden plantear 'dudas legítimas'.

Hollande subrayó que este tipo de actividades deben contar con un 'marco bilateral '

Obama 'ha dejado claro que Estados Unidos ha comenzado a revisar la forma de recopilación de información, para lograr un equilibrio apropiado entre las preocupaciones legítimas sobre la seguridad de nuestros ciudadanos y aliados y el respeto a la privacidad', apuntó la Casa Blanca.

Ambos mandatarios acordaron seguir analizando estos asuntos próximamente mediante los 'canales diplomáticos' habituales.

Esos canales diplomáticos tuvieron una representación en la reunión que este martes mantuvieron a primerísima hora de la mañana en París el ministro francés de Exteriores, Laurent Fabius, y el secretario de Estado norteamericano, John Kerry. Fabius esperaba explicaciones de Kerry. Pero si las hubo, no se sabe: al encuentro no le siguió una comparecencia ante los medios de comunicación, como es habitual. El Ministerio francés de Exteriores remitió, para obtener informaciones sobre la entrevista, a la conferencia de prensa que organiza los martes a última hora de la mañana.

El diario Le Monde, que citó documentos de la Agencia de Seguridad Nacional de EEUU (NSA) sustraídos por su exagente Edward Snowden, explicó ayer que sólo durante 30 días, entre diciembre de 2012 y comienzos de 2013, se interceptaron 70,3 millones de comunicaciones emitidas desde Francia.

El diario, que destacó así el carácter 'masivo' de ese espionaje, indicó que los principales objetivos de la NSA en Francia no se limitaban a sospechosos de tener vínculos con actividades terroristas, sino que entre ellos también había empresarios y otras personas vinculadas al mundo de los negocios, así como políticos y funcionarios.

El expresidente de México Felipe Calderón expresó el lunes su 'más enérgica protesta' por el espionaje al que fue sometido por la Agencia Nacional de Seguridad de Estados Unidos (NSA) durante su mandato, hecho que fue revelado durante el fin de semana por el semanario alemán Der Spiegel.

'Más que personal, es un agravio a las instituciones del país, dado que se realizaron cuando ejercía el cargo de presidente de la República', indicó a través de su perfil oficial en la red social Twitter. 'Estaré atento a las gestiones de Cancillería para exigir explicaciones a Estados Unidos y el correspondiente deslinde de responsabilidades', añadió. 'En tanto la Cancillería cumple con su deber exigiendo las investigaciones respectivas, no haré más declaraciones al respecto', remató.

El propio Ministerio de Exteriores mexicano condenó 'categóricamente' el caso de espionaje, que tildó de 'inaceptable, ilegítima y contraria al derecho mexicano y al Derecho Internacional'. Asimismo, recordó que el presidente estadounidense, Barack Obama, 'se comprometió en su más reciente encuentro con el presidente, Enrique Peña Nieto, a realizar una investigación exhaustiva que conduzca al deslinde de responsabilidades'.