Público
Público

Los impuestos griegos no satisfacen a la troika

La Comisión Europea considera que el índice recaudatorio del país aún "no es satisfactorio" y adelanta que tendrán que soportar "grandes esfuerzos" para lograr los objetivos marcados para este a&nti

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El nivel de recaudación de impuestos por parte del Gobierno griego 'todavía no es satisfactorio', dado que este país no ha alcanzado muchos de los objetivos marcados para 2012 y aún tiene que hacer 'fuertes esfuerzos' para conseguir los del año en curso, afirmó hoy la Comisión Europea (CE) en un informe.

El Grupo de Trabajo para Grecia, que provee asistencia técnica en el cumplimiento de los compromisos de ese país con la troika (Comisión Europea, Fondo Monotario Internacional y Banco Central Europeo), considera en su último informe trimestral que Atenas se ha quedado corta en 2012, sobre todo en la recaudación de deuda y de los impuestos de grandes contribuyentes, así como en la auditoría de las grandes fortunas y autónomos con altos niveles de ingresos.

Para alcanzar las horquillas de recaudación fijadas como objetivo para 2013 'será necesario un fuerte esfuerzo', señala la Comisión Europea, que, no obstante, confía en una mejora en este apartado tras el nombramiento en enero pasado del secretario general encargado de la recaudación estatal, Haris Theoharis.

El segundo trimestre del año debería ser el periodo en el que las reformas organizativas (de las oficinas y sedes de Hacienda) y el progreso en legislaciones y en materia de recursos humanos 'confluyeran para desbloquear algunas de las barreras persistentes al funcionamiento de la administración fiscal', indica el informe.

Dicho de otra forma, con las nuevas medidas implementadas y aconsejadas por este grupo de 'asistencia técnica', como la ley que posiblita el despido de 15.000 funcionarios en dos años o contratar a jóvenes con un sueldo inferior al salario mínimo, la troika se quedará más tranquila eb cuanto al pago de la deuda contraída por el país heleno.

El llamado Grupo de Trabajo para Grecia, creado en 2011 por la CE y dirigido por Horst Reichenbach, explica que en el primer trimestre de 2013 la asistencia técnica se centró sobre todo en la implementación de reformas estructurales y administrativas y en lograr que los fondos estructurales tengan el mayor impacto posible.

El vicepresidente de la CE y responsable de Asuntos Económicos y Monetarios, Olli Rehn, dijo que 'se ha hecho mucho trabajo ya en circunstancias muy difíciles', pero recalcó que 'es importante que se mantenga el ritmo de las reformas, junto con el compromiso y la determinación de las autoridades griegas y los ciudadanos'.

El Grupo de Trabajo destaca que Grecia continúa absorbiendo un porcentaje más alto de los fondos procedentes de la política de cohesión que la media de los veintisiete Estados miembros de la Unión Europea (UE), con excepción del Fondo Social Europeo.

A finales de 2012 la absorción de fondos estructurales alcanzó los 3.250 millones de euros, lo que supone el 87,3 % del objetivo fijado en el memorando de entendimiento del rescate griego.

No obstante, los objetivos para 2013, cuando el monto asignado asciende a 3.890 millones de euros o 4.180 millones del gasto público si se cuenta el porcentaje de cofinanciación de Grecia, suponen 'un reto especial' y 'algunos programas corren el riesgo de perder' las metas fijadas.

Si no se absorben los fondos, el dinero podría ser cancelado, según las disposiciones comunitarias, precisa la CE.

Otro reto es la financiación de la economía real tras cinco años de contracción económica y una cada vez mayor presión social.

En este sentido, la UE apoya iniciativas para lograr que los bancos griegos concedan préstamos al sector empresarial, especialmente a las pymes.

A finales de febrero, había 2.900 millones de euros disponibles para este fin, de acuerdo a la CE.

En lo que se refiere a la lucha contra el blanqueo de dinero y la evasión fiscal, uno de los grandes problemas en el lado de los ingresos de Grecia, el Grupo de Trabajo ve progresos.

Desde principios de 2012, la Unidad griega de Inteligencia Financiera ha denunciado ante Hacienda y los servicios de investigación fiscal 715 casos de presuntas evasiones.

En el mismo periodo, 252 casos de evasión fiscal confirmados han sido remitidos a la oficina del Fiscal y se han congelado activos por valor de 114 millones de euros.