Publicado: 18.06.2014 12:05 |Actualizado: 18.06.2014 12:05

Los insurgentes atacan la principal refinería de Irak

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los insurgentes suníes lanzaron este miércoles un ataque con proyectiles contra la refinería de petróleo de Biyi, en la provincia de Saladino y la principal de Irak, donde prosiguen los combates con las fuerzas de seguridad apostadas en el lugar. Las fuerzas gubernamentales lograron repeler el primer ataque, pero que si no llegan refuerzos es probable que los insurgentes se hagan con el control de ese importante motor de la economía iraquí.

La refinería, situada a unos diez kilómetros de la ciudad de Biyi, estaba amenazada por los rebeldes desde hace días, por lo que los extranjeros que trabajaban en ella habían sido evacuados. Los atacantes, encabezados por el Estado Islámico de Irak y el Levante (EIIL), asaltaron el complejo desde distintos puntos y lanzaron proyectiles. Uno de ellos cayó en uno de los depósitos de combustible, lo que provocó un gran incendio y que se elevaran densas columnas de humo. Se produjo un número indeterminado de bajas en las filas de los insurgentes, aunque no precisó cifras ni víctimas en el bando contrario.

El pasado 10 de junio, los combatientes suníes se hicieron con el control de Mosul, la segunda ciudad del país y capital de la provincia norteña de Nínive, y comenzaron a extender su ofensiva hacia las provincias de Saladino, Kirkuk y Diyala, en su camino hacia la capital. También irrumpieron en la zona de Biyi, de donde fueron expulsados un día después por las fuerzas de elite iraquíes en cooperación con clanes tribales, aunque los enfrentamientos prosiguieron en la zona. De hecho, el pasado 13 de junio al menos 30 personas murieron, en su mayoría soldados retenidos por los insurgentes en una mezquita de Biyi, por los bombardeos de la aviación iraquí.

Un gran número de los yihadistas del Estado Islámico de Irak y el Levante que tomaron Mosul son franceses y belgas de origen magrebí, según recoge el diario marroquí Ajbar al Yawm, que cita declaraciones de un combatiente marroquí de esta milicia identificado como Abu Muyahid. Afirma que la mayoría de los yihadistas en Mosul son de origen marroquí y tunecino y muchos de ellos no hablan árabe, sino francés. También subrayó que los yihadistas marroquíes y tunecinos no son solo combatientes sino también "líderes e ideólogos".

Aumentan los secuestros

Otros 15 ciudadanos de Turquía han sido secuestrados en Irak por el Estado Islámico de Irak y el Levante, con lo que se elevaría a 94 el número de turcos retenidos. Un total de 60 trabajadores, entre ellos quince turcos, fueron secuestrados el martes en la localidad de Dor, cerca de Tikrit, donde estaban construyendo un hospital. Además de los turcos, entre los secuestrados hay también ciudadanos de Pakistán, Bangladesh, Nepal y Turkmenistán.

El Ministerio de Exteriores de India ha anunciado este miércoles que 40 trabajadores indios fueron secuestrados por el Estado Islámico de Irak y el Levante (ISIS) en los alrededores de la localidad iraquí de Mosul (norte) cuando eran evacuados en medio de los enfrentamientos. "A pesar de nuestros esfuerzos no hemos conseguido contactar con ellos, así que no podemos especular", ha dicho el portavoz del Ministerio de Exteriores, Syed Akbaruddin. El primer ministro, Narendra Modi, ha ordenado que no se escatimen esfuerzos para lograr el regreso de los secuestrados a India. todos ellos trabajaban en el sector de la construcción.