Público
Público

Irak denuncia que soldados iraníes han ocupado un campo de petróleo en Irak

Publicidad
Media: 0
Votos: 0


Ver mapa más grande


Las autoridades iraquíes han denunciado hoy que soldados iraníes penetraron anoche en territorio iraquí y ocuparon un campo petrolífero en la provincia de Maysan, fronteriza con Irán, según una fuente del ministerio de Interior.

'A las 3.30 esta tarde, 11 [soldados] iraníes se infiltraron en la frontera Irán-Irak y tomaron control del pozo petrolero de Fika. Ellos izaron la bandera iraní y están todavía ahí hasta este momento', según el viceministro de Interior iraquí.

Y añadió que el Gobierno iraquí no había tomado acciones militares, pero destacó que buscaría una respuesta mesurada y diplomática a la situación. 'Estamos esperando órdenes de nuestro líder', señaló.

Los soldados izaron la bandera iraní en el campo petrolífero de Fika

Las fuentes, que no dieron más detalles, explicaron que los uniformados iraníes, cuyo número se desconoce, controlaron el pozo número 4 (Fika)situado en una zona fronteriza entre ambos países al sureste de Irak..

El ministerio de Estado para Asuntos de Seguridad Nacional, Shiruan al Waile, aseguró que el Consejo de Seguridad Nacional celebrará hoy con carácter urgente una reunión que será presidida por el primer ministro, Nuri al Maliki, para discutir el asunto.

El Consejo de Seguridad Nacional está compuesto por los ministros de Defensa, Interior, Justicia y Exteriores, además por del primer Ministro.

Esta es la primera vez que Irán lleva a cabo una medida de esta magnitud, desde la caída del régimen de Sadam Husein, en abril 2003.

Cualquiera que se llegue a Irán despistado y crea que ha aterrizado en un país árabe, se dará de bruces con una realidad que se convertirá en bofetada si no aprende a tiempo. 

Irán un es un país persa, y tan orgulloso de serlo que es mejor ahorrarse cualquier comentario sobre la dominación árabe. 

Lo que sí es es un país musulmán, y además el único gobernado por un régimen islámico en el que religión y política no se pueden separar. O sí: la releigión está por encima de todo.

Lo que les diferencia además de otros países musulmanes de su entorno es que es que es de mayoría chiíta. Los chiitas también son mayoría en Irak, pero sólo tras el derrocamiento de Sadam Hussein han podido levantar la cabeza.

En los años Irán e Irak libraron una cruenta batalla. La rivalidad árabe persa, los conflictos territoriales (Irak no estaba muy conforme con las fronteras establecidas en los Acuerdos de Argel de 1975) y la revolución islámica de Jomeini que amenazaba la estabilidad de la mayoría chiita en un irak gobernado por el régimen baazista laico de Sadam, desencadenaron en guerra en 1980.

Sadam pensaba en una victoria relámpago por la debilidad de su vecino tras la la caída del Sha Mohammad Reza Pahlevi y el apoyo occidental contra el temible Jomeini.

Sin embargo, tras los éxitos iniciales del ejército iraquí la guerra se empantanó gracias, entre otras cosas, a la masiva movilización de voluntarios iraníes.

Casi diez años y más de un millón de muertos después las cosas se quedaron igual que estaban. Bueno, ahora los vecinos mal avenidos ahora lo eran mucho más.