Público
Público

Irán enriquecerá uranio en un búnker subterráneo

Teherán anuncia que pronto pondrá en marcha la planta nuclear de Fordow

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Irán anunció este domingo que 'en el próximo futuro' comenzará a enriquecer uranio en las profundidades de una montaña, una iniciativa que sin duda enojará aún más a las potencias occidentales que sospechan que Teherán está tratando de desarrollar la capacidad para fabricar armamento atómico.

La decisión de la República Islámica de llevar a cabo actividades nucleares comprometidas en un búnker subterráneo que proporcionará una gran protección frente a cualquier ataque enemigo puede complicar los esfuerzos diplomáticos para resolver pacíficamente el prolongado conflicto. Irán lleva meses diciendo que se dispone a trasladar a Fordow (base subterránea construida bajo una montaña situada a 34 kilómetros al norte de la ciudad de Qom, en el centro del país) sus actividades de refinado de uranio altamente enriquecido, desde las instalaciones actuales de Natanz.

La base construida bajo una montaña generará uranio con una pureza del 20%

'La planta de enriquecimiento de uranio de Fordow estará operativa en el próximo futuro', declaró al diario Kayhan el jefe de la Organización de la Energía Atómica iraní, Fereidun Abbasi-Davani, quien precisó que será capaz de refinar el combustible atómico hasta una pureza del 20%, y no sólo del 3,5%, que es la suficiente para alimentar las centrales nucleares de producción de energía.

Teherán dice que usará el uranio al 20% para convertirlo en combustible de un reactor experimental para producir isótopos con los que tratar a pacientes de cáncer, pero las potencias occidentales dudan de esas intenciones, argumentando que Irán no tiene capacidad técnica para ello. Además, alegan, la capacidad de Fordow (un máximo de 3.000 centrifugadoras) es demasiado pequeña para producir las cantidades de combustible que requieren las centrales nucleares, pero en cambio es ideal para generar dosis mucho más pequeñas de uranio altamente enriquecido como las que se usan en la fabricación de armas atómicas.

La instalación tiene un elevado nivel de protección frente a un ataque enemigo

Las bombas nucleares requieren uranio enriquecido al 90%, pero los técnicos occidentales aducen que la mayor parte del esfuerzo tecnológico necesario ya se ha alcanzado cuando se consigue una pureza del 20%, con lo que se reduce el tiempo necesario para dar el salto hacia la fabricación de armamento atómico.

Los expertos hacen distintas estimaciones sobre el tiempo que podría faltarle a Irán, desde ese punto, para construir un arma nuclear, si así lo decidiese, pero sus cálculos oscilan entre los seis meses y un año.

Un alto funcionario occidental que no quiso ser identificado afirmó este domingo que, con la puesta en marcha de Fordow, Irán estará enviando el mensaje de que no va a ceder a las demandas internacionales de que suspenda su enriquecimiento de uranio y 'supondrá un nuevo paso en la escalada iraní'.

Occidente ha aplicado sanciones económicas cada vez más duras para obligar a Teherán a renunciar a su programa nuclear, y el Gobierno iraní reaccionó hace pocos días amenazando con bloquear el estrecho de Ormuz, por el que pasa un tercio del tráfico naval mundial de petróleo.