Público
Público

Irán inicia el lanzamiento de misiles en el estrecho de Ormuz

Estas maniobras preocupan a la comunidad internacional al tratarse de una zona por la que circula buena parte del crudo mundial

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Armada iraní lanzará este domingo diferentes tipos de misiles en sus maniobras navales denominadas 'Velayat 90'. Lo ha comunicado el Comandante de la Marina, el almirante Habibolah Sayari, en declaraciones divulgadas a la agencia oficial de noticias iraní, IRNA.

La armada iraní comenzó el pasado 24 de diciembre las maniobras navales en las aguas del sur del país entre el estrecho de Ormuz y el océano Índico y ayer la Marina del país comunicaba que aplazaban las actividades con misiles de largo alcance. 'Entre hoy y mañana se disparará diferentes tipos de torpedos, misiles de superficie-superficie, tierra-mar hacia los objetivos hipotéticos' ha indicado el alto mando castrense sobre unos ensayos que ya han sido realizados anteriormente.

Estas maniobras han causado una gran preocupación internacional, ya que en ellas la Armada iraní planea probar su capacidad para cerrar el estrecho de Ormuz, la entrada del golfo Pérsico y punto de salida de buena parte del petróleo mundial: Por allí pasa la sexta parte de los flujos pretrolíficos del mundo, en uno de los puntos estratégicos de mayor importancia del planeta.

Irán se encuentra en medio de una polémica por su programa nuclear. Parte de la comunidad internacional, con EEUU a la cabeza, cree que tiene una vertiente militar destinada a fabricar bombas atómicas, lo que Teherán niega ya que afirma que es exclusivamente civil y con objetivos pacíficos.

En este contexto, personalidades de EEUU e Israel han amenazado a Irán con ataques para impedir el desarrollo de su programa nuclear, frente a lo que Teherán, según advirtió, daría una respuesta 'aplastante'.

Además de eventuales ataques contra territorio de Israel y las bases y buques de EEUU en la zona, Irán ha dicho que, de sufrir una agresión o sentirse en peligro inminente, llevaría a término su amenaza de cerrar el estrecho de Ormuz, lo que podría suponer un desabastecimiento de crudo en el mundo de consecuencias imprevisibles.