Publicado: 19.08.2015 12:12 |Actualizado: 19.08.2015 20:39

El Estado Islámico decapita al antiguo jefe de los arqueólogos de Palmira

Jaled al Asad fue degollado con un cuchillo en una plaza pública, tras pasar un mes de cautiverio en manos de los yihadistas.

Publicidad
Media: 1.50
Votos: 2
Comentarios:
Una vista general de la ciudad antigua de Palmira, en Siria. AFP

Una vista general de la ciudad antigua de Palmira, en Siria. AFP

BEIRUT.- El grupo terrorista Estado Islámico (EI) decapitó este martes al antiguo responsable de la Dirección General de Antigüedades y Museos en Palmira Jaled al Asad en una plaza pública de esta localidad siria, informó el Observatorio Sirio de Derechos Humanos. Los yihadistas asesinaron al arqueólogo después del atardecer ante una multitud.



Jaled al-Asaad, antiguo responsable de los arqueólogos de Palmira, asesinado por EI. FACEBOOK

Jaled al Asad, de 81 años, fue degollado con un cuchillo ante la mirada de decenas de personas tras pasar un mes de cautiverio en manos de los extremistas. La web opositora Zaman al Wasl informó que los extremistas acusaban de traición. Su cadáver fue colgado en una columna antigua.

Asaad, un eminente experto en monumentos de la época romana, dirigió durante 40 años los lugares arqueológicos de la ciudad antigua situada en el centro de Siria. Asaad había sido tomado como prisionero un mes antes tras negarse a abandonar la ciudad cuando cayó en manos de los yihadistas, según el director de Antigüedades sirio, Maamoun Abdulkarim. "Dijo: 'Nací en Palmira, he vivido en Palmira y me niego a marcharme'".

El grupo yihadista tomó el pasado 20 de mayo el control de Palmira, situada en el este de la provincia de Homs y cuyas ruinas grecorromanas están incluidas en la lista del Patrimonio de la Humanidad de la Unesco. Desde entonces impera una gran preocupación de que los extremistas puedan destruir la ciudad histórica, como ya hicieron en Irak con numerosos lugares arqueológicos. El Estado Islámico destruyó hace dos meses una estatua antigua representando a un león, pero la ciudad de la elegendaria reina Zenobia sigue intacta, dijo Abdulkarim.

La Unesco condena "el brutal asesinato"

Por su parte, la directora general de la UNESCO, Irina Bokovaha, ha condenado "el brutal asesinato" del jefe de antigüedades en la ciudad siria de Palmira. "Me entristece e indigna la noticia del brutal asesinato de Khaled Assad, jefe de antigüedades en Palmira, sitio inscrito en la Lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO", ha asegurado Bokova. "Condeno en término muy claros este horrible acto", ha apostillado.

"Lo mataron porque no quiso traicionar su compromiso con Palmira", ha añadido. "Dedicó su vida a ese lugar, a revelar la rica historia de Palmira y a interpretarla para que todos nosotros pudiésemos aprender de esta gran ciudad, importante encrucijada del mundo antiguo. Su trabajo perdurará lejos del alcance de estos extremistas. Han asesinado a un gran hombre pero jamás silenciarán la historia", ha aseverado.

Una vista general de la ciudad antigua de Palmira, en Siria. AFP PHOTO

Una vista general de la ciudad antigua de Palmira, en Siria. AFP 

Palmira fue en los siglos I y II d.C. uno de los centros culturales más importantes del mundo antiguo y punto de encuentro de las caravanas en la Ruta de la Seda, que atravesaban el árido desierto del centro de Siria. Antes del inicio de la contienda, en marzo de 2011, sus ruinas eran una de las principales atracciones turísticas del país árabe y de la región. [VEA LA FOTOGALERÍA]

La parte antigua de la población ha sido en los últimos meses escenario de asesinatos por parte de los radicales. En uno de ellos, 25 menores de edad reclutados por el EI mataron a tiros a ese mismo número de efectivos gubernamentales capturados por los yihadistas.