Público
Público

Los islamistas pierden terreno en Malí y Francia gana apoyos en Europa

El MNLA toma el control de varias ciudades en el norte y denuncia persecuciones étnicas por parte del Estado de Malí, aunque se presta a la colaboración con Francia en la guerra contra los islamistas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

'Este grito no es el primero. Esperemos que sea el último y que sea entendido. ¡Viva África unida y solidaria! ¡Viva África asociada y respetada en el mundo! ¡Viva la paz en el mundo! ¡Viva Francia!'. Diocounda Traoré, el presidente interino de Malí, se ha dirigido así a su continente durante su intervención en el marco de la cumbre que ha celebrado la Unión Africana en Addis Abeba. Desde allí ha afirmado que 'el miedo ha cambiado de bando' después de que las tropas francesas y malienses tomaran la ciudad de Tombuctú.

Durante la cumbre, la UA ha acordado entregar un total de 50 millones de dólares (alrededor de 37 millones de euros) de sus fondos en el marco de los combates entre el Ejército y los grupos islamistas armados asentados en el norte del país. De ellos, 45 millones de dólares se destinarán al despliegue de la Misión Internacional de Apoyo a Malí (MISMA) en el país, mientras que los otros cinco millones se dedicarán a la reestructuración del Ejército maliense. Además, el martes se celebrará una jornada de donantes para intentar recaudar 460 millones de dólares, la cantidad que creen necesaria para permitir el despliegue de las fuerzas africanas en el país y reemplazar a las tropas francesas.

La toma de Tombuctú se ha producido después de que este fin de semana tropas francesas y malienses se hicieran con el control de Gao, otra de las principales ciudades del norte del país en manos de grupos islamistas desde hacía meses. Al igual que en Gao, también en esta ocasión la población local ha salido a la calle para recibir a los militares.

Mientras, Francia sigue recabando apoyos entre sus aliados, especialmente los europeos. El Gobierno de Reino Unido ha anunciado que está dispuesto a enviar tropas al país africano como parte de una misión de la Unión Europea para entrenar al Ejército maliense. También Alemania enviará en los próximos días un tercer avión de transporte militar Transall a Bamako para las tropas africanas que están siendo destinadas en Malí. Y Japón planea conceder 120 millones de dólares en ayuda dirigida a estabilizar la región del Sahel, respaldar las actividades humanitarias en el país y, también, entrenar a las tropas malienses.

Reino Unido, Alemania y Japón enviarán apoyo a la operación francesa

Por el contrario, el primer ministro italiano, Mario Monti, declaró hoy que los partidos con mayor representación parlamentaria que apoyaron su Gobierno tecnócrata en el último año han dicho 'no' a que Italia preste apoyo logístico en la operación militar francesa. Pero estas declaraciones generaron la reacción del Partido Demócrata, que, a través de su responsable de Asuntos Exteriores, Lapo Pistelli, aseguró que la formación dio 'desde un principio su disponibilidad a que Italia prestara un apoyo logístico, definido y limitado, visto que la acción de la comunidad internacional se fundaba en una deliberación de Naciones Unidas y sobre una orientación compartida de la Unión Europea (...) '. Y el ministro de Asuntos Exteriores, Giulio Terzi, manifestó que el apoyo a Francia es una prioridad que espera que el próximo Parlamento pueda afrontar pero que, por el momento, 'faltan las condiciones políticas en la actual fase parlamentaria, con un Gobierno dimisionario'.

Por su parte, Francia ha instado a sus nacionales a abandonar el norte de Nigeria y los alrededores de la capital, Abuya, debido a las amenazas que ha recibido por su intervención en Malí. Este llamamiento viene después de que la secta islamista Ansaru haya secuestrado a un ciudadano francés y haya amenazado con capturar a otros a causa de la intervención y de la prohibición de llevar el velo islámico en lugares públicos. Además, se ha atribuido el ataque a un convoy que transportaba tropas nigerianas a Malí en el estado de Kogi. Se calcula que en Nigeria viven unos 2.000 franceses, 335 de los cuales se encuentran en Abuya y en sus alrededores.

Los tuareg del Movimiento Nacional de Liberación de Azawad (MNLA) han emitido un comunicado oficial en el que informan 'a la opinión pública nacional e internacional' de que se han hecho las localidades de Tessalit, Léré, In Jalil, Anefis, Tinzawatène, Tessit y Telatait (todas ellas ubicadas en el norte de Malí), sumándolas así a Kidal, en la que ha entrado a primera hora del día. Ésta era la última de las tres capitales de la región de Azawad que seguía bajo control de las milicias islamistas después de la toma de Gao y Tombuctú durante el fin de semana por parte de las tropas francesas y malienses que avanzan desde el sur del país.

El MNLA se ha hecho con el control de ocho localidades

Este movimiento, enemigo ahora de los islamistas pero en guerra con el Estado maliense, ha apuntado que lanzó la ofensiva contra las formaciones islamistas armadas presentes en estas localidades 'con el objetivo de garantizar la seguridad de los bienes, y particularmente de las personas, en vista de los graves peligros que pesan sobre sus vidas con el retorno del Ejército maliense al Azawad junto a las Fuerzas Armadas francesas'. Y añden: 'Hemos cumplido con nuestra responsabilidad para la protección de los civiles contra las acciones criminales del Ejército malí, que siempre se ha caracterizado por la masacre de la población desarmada del Azawad, como ha demostrado una vez más el lanzamiento de la operación 'Serval' bajo el comando del Ejército francés'.

'Tras el lanzamiento de las operaciones militares francesas para la conquista del Azawad en beneficio de las 'autoridades' de Malí, cientos de personas han sufrido represalias étnica: una caza contra tuaregs, peuhls, sonrai y árabes organizada por el Ejército maliense y sus milicias en el Azawad', ha denunciado el MNLA. Ante esta situación, la organización rebelde asegura que 'no puede aceptar en ningún caso que la población del Azawad quede expuesta a la venganza maliense. Por ello, aceptamos la responsabilidad de garantizar la seguridad en las localidades y proteger a la población contra un Ejército especializado en el crimen contra la población civil del Azawad'.

Los tuareg denuncian una persecución étnica por parte del Estado de Malí

Por otra parte, 'y con el fin de dejar claros sus objetivos', el MNLA ha especificado que 'no desea ninguna confrontación con las fuerzas de la Comunidad Económica de los Estados de África Occidental (CEDEAO) ni con las del Ejército francés, a pesar de que dirija las operaciones de ocupación del Azawad'. Sin embargo, aseguran que 'si el MNLA no responde a los abusos ejecutados por Malí, fracasa en su tarea principal, que es velar por la protección de los civiles en el Azawad, desde hace mucho tiempo víctimas expiatorias del Ejército maliense'.

La formación tuareg laica ha resaltado 'claramente' su 'disponibilidad total a trabajar con Francia por la erradicación de los grupos terroristas', aunque ha apuntado que 'rechaza categóricamente la reinstalación del Ejército (en la zona) por los crímenes cometidos contra los civiles'. En este sentido, ha recordado a Francia 'su responsabilidad a la hora de garantizar la seguridad y protección de las poblaciones civiles del Azawad que ya están bajo control maliense ante posibles actos de venganza por parte del Ejército del país'.