Publicado: 29.12.2013 22:25 |Actualizado: 29.12.2013 22:25

Israel da el primer paso para anexoniarse el valle del Jordán

Al este de Cisjordania, forma parte del territorio ocupado y en el que los palestinos aspiran a declarar su Estado independiente. La comisión que prepara los proyectos de ley al Gobierno da el visto bueno a una medida que ya aplicó a la m

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Comisión de Asuntos Legislativos del Gobierno israelí ha aprobado este domingo un proyecto de ley para la anexión de facto de los asentamientos judíos en el valle del Jordán, territorio ocupado por Israel desde la Guerra de los seis días, de 1967. La comisión, antesala de los proyectos de ley que el Gobierno presenta al parlamento, aprobó la propuesta por ocho votos a favor y tres en contra, los de los ministros Yair Lapid, Tzipi Livni y Yaacov Pery, informan las ediciones digitales de los diarios Haaretz y Yediot Aharonot.

Presentado por la diputada Miri Regev, del ala más derechista del partido Likud, que encabeza el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, el proyecto busca aplicar la legislación israelí en todas las colonias israelíes y en las carreteras que conducen a ellos, lo que de facto se traduciría en la anexión del territorio. Un estatus parecido aplicó Israel en 1981 a la meseta del Golán, ocupada a Siria en 1967, mientras que en Jerusalén Este la anexión se había hecho "de jure" por ley del Parlamento un año antes.

El valle del río Jordán, en el este de Cisjordania, forma parte del territorio ocupado por Israel en la Guerra de los Seis Días y en el que los palestinos aspiran a declarar su estado independiente. Regev también pide en su proyecto de ley que la colonización en esos asentamientos no pueda ser limitada por orden gubernamental sino únicamente con la aprobación del Parlamento, con el fin de impedir presiones internacionales sobre el primer ministro contra la colonización.

La propuesta, que para ser efectiva debe pasar aún un largo proceso legislativo, contó con el apoyo de los ministros de los partidos Likud, Israel Beteinu y Hogar Judío, todos ellos nacionalistas. Se opusieron la representante del partido centrista Hatenuá, Livni, y los dos de Yesh Atid, del ministro de Finanzas, Yair Lapid. Los tres dijeron que presentarán recurso a la resolución de la comisión, lo que, a decir del diario, bloqueará de facto su procesamiento en otras instancias gubernamentales y legislativas. "Es un proyecto populista e irresponsable que quiere atar al gobierno y al primer ministro de pies y manos (para que no pueda negociar) (...) Esto es una provocación y la torpedearemos", dijo Livni al diario.

Netanyahu considera el valle del Jordán parte integral de la percepción de seguridad estratégica de su país, y el asunto está siendo dilucidado estas semanas en las conversaciones que el secretario de Estado de EEUU, John Kerry, mantiene con las partes de cara a un acuerdo de paz. Pero mientras Israel aspira a una presencia física de sus fuerzas militares en el valle, Kerry ha propuesto una "presencia invisible", es decir, a través de mecanismos y dispositivos electrónicos de vigilancia, lo que tampoco es del agrado de los palestinos.

El jefe de la diplomacia estadounidense llegará el miércoles a la zona -su décimo viaje desde que comenzaron las negociaciones- para impulsar precisamente la propuesta en asuntos de seguridad que le hizo a israelíes y palestinos en sus dos visitas anteriores a principios de diciembre.

Dos palestinos han resultado heridos en un nuevo bombardeo de la artillería israelí en Gaza, ataque que portavoces militares israelíes dijeron desconocer.

Testigos oculares confirmaron que la artillería israelí disparó contra una zona del centro de la franja, al este del campo de refugiados Al Maghazi, y que poco antes habían visto a un grupo de milicianos que trataba de lanzar un cohete contra Israel. El ministro de Sanidad del Gobierno de Hamás, Ashraf Al Kidra, informó de que dos palestinos ingresaron en el hospital gazatí de Shuhada Al-Aksa, en la localidad de Dir El Balah, con heridas leves.

Se trata del último incidente armado en la franja palestina, donde se respira una tensa calma desde la escalada de violencia del martes pasado, cuando la aviación israelí, en represalia por la muerte de un operario israelí en la valla fronteriza a manos de un francotirador, bombardeó hasta en 12 ocasiones Gaza. En uno de ellos, murió una niña palestina de 3 años y causó heridas a otras seis personas, entre ellas su madre y dos de sus hermanos.